sintomas al despertar Shutterstock

Podrían indicar problemas médicos: 3 señales que aparecen al despertar y que no debes ignorar

  • Por Monserrat Saavedra

Si cada vez que despiertas te sientes cansado, adormecido o incluso adolorido, claramente no estás teniendo el sueño más reparador que necesitas. Puede ser que sea por la postura en que te acuestas, pero en otras ocasiones, podrían ser señales de que tienes otros problemas médicos. 

"La clave está en observar si la sintomatología se repite todos los días, ya que eso será un indicador de que esa determinada molestia se debe a algo más grave que a una mala postura o a determinados hábitos nocturnos", explicó a El País la doctora Gemma Pidemunt, traumatóloga.

Revisa cuáles son algunas de las señales a las que debes estar atento cuando despiertas. 

Si tienes la mano dormida

¿Has despertado con la mano completamente dormida? Esto es cuando no la sientes y mientras más la mueves te invade una sensación de cosquilleo o de pequeños pinchazos.

"En general suele tener un origen neurológico. Es decir, que un nervio puede haber quedado comprimido en su trayecto desde la médula espinal a la altura de las cervicales hasta la propia mano", explicó la Dra. Pidemunt al medio español. 

Esto podría ocurrir por una mala postura, pero también se podría tratar de un problema más serio. Si se repite en el tiempo, podría significar que se ha producido un daño neurológico. Afortunadamente, según la especialista, esto podría recuperarse rápidamente una vez que disminuya la presión. 

Sientes cosquilleos en las piernas

A diferencia de las manos, el adormecimiento o parestesia de las piernas es menos frecuente y si es que la presentas frecuentemente, deberías ponerle atención. 

Según la traumatóloga, habitualmente se siente en las pantorrillas, en la parte posterior o lateral, y también se podría extender por la planta de los pies. 

"Hay que estar atentos y consultar con el especialista si ese hormigueo se acompaña de dolor o se mantiene en el tiempo, ya que puede tratarse de patologías como una hernia de disco, ciática o una enfermedad degenerativa lumbar", explicó la doctora. 

En caso de no ser tratados, los problemas lumbares pueden volverse problemas muy dolorosos o, incluso, inmovilizantes. 

Sudoración excesiva

Despertarse en medio de la noche porque estás bañado en sudor no solo es una sensación desagradable, también es la fórmula perfecta para perder el sueño. Muchos pensarán que esto solo ocurre por acostarse muy abrigado, pero en otras ocasiones podría estar asociados a ciertas condiciones médicas. 

En el caso de las mujeres, podría estar explicado por los cambios hormonales asociados la menopausia, pero también es considerado uno de los síntomas más clásicos del reflujo gastroesofágico.

Según el sitio Healthline, cuando se trata de este malestar intestinal, lo más probable es que te despiertes la conocida sensación de irritación en la garganta.

Junto con ellos, quienes sufren de apnea del sueño, pueden despertarse más de tres veces por semana con la ropa empapada en sudor, según un estudio publicado en 2013. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de