Ministra de Salud asegura que se podría volver a usar mascarillas "si el riesgo aumenta"

  • Por Julieta Garagay

¿Qué pasó?

Durante la mañana de este lunes 10 de octubre, la ministra de Salud, Ximena Aguilera, explicó en Meganoticias Alerta que las mascarillas podrían volver a usarse por distintos factores, entre ellos, si es que hay un aumento en la transmisión viral de cualquier virus respiratorio.  

¿Qué dijo?

Ximena Aguilera sostuvo que, a una semana de que se levantara la restricción del uso de mascarillas, "las personas se lo han tomado muy bien y han seguido las recomendaciones".

Sin embargo, precisó que estas medidas podrían retroceder, lo que significaría volver al uso de mascarillas si es que "aumenta el riesgo". Además, agregó que "estamos bien, pero hay que seguir evaluando y tomando medidas acordes a la situación".

La ministra también explicó que entre los motivos para volver al uso de mascarillas está "si retrocedemos en la fase y si tenemos, por ejemplo, periodos más agresivos de virus de influenza, porque la mascarilla sirve para distintos virus respiratorios". 

Además, aseguró que "preferimos que sea recomendación, porque que sea obligación significa estar fiscalizando y no siempre se tiene esa capacidad".

Vacunas bivalentes

La ministra aseguró que desde el Gobierno "no hemos dado por cerrada la pandemia, ni el Plan Paso a Paso, sino que pasamos a la fase de Apertura".

"Seguimos monitoreando el tema de las camas hospitalarias, los casos, la positividad y la eventualidad de que aparezca una variante más agresiva que signifique mayor cantidad de hospitalizaciones y uso de camas críticas, ahí por supuesto que se va a retroceder", aseveró.

En la misma línea, Aguilera dijo que la vacuna bivalente "se llama así porque trae por primera vez dos cepas de virus, la cepa original y la Ómicron. El tener esa cepa mutada a la original permite un mejor pareo entre el virus y la vacuna y, por lo tanto, mayor capacidad de protección".

"Todavía las vacunas que tenemos no son capaces de impedir la infección, sino que la reducen, pero no de una forma efectiva como la de la fiebre amarilla o sarampión. Esta protege más bien del curso grave de la enfermedad. Están usadas en Europa y EE.UU. y nosotros somos el primer país que la vamos a ofrecer en grupos vulnerables", finalizó.

Leer más de