"¡No tengo dinero!": Una mujer intenta burlar un peaje y conduce 7 kilómetros en sentido contrario para no pagar

  • Por Meganoticias

Una mujer a bordo de un vehículo puso en riesgo su propia vida y la de otros ciudadanos al conducir 7 kilómetros en sentido contrario para no pagar peaje.

La protagonista de esta infracción es una marroquí que intentó burlar el puesto de peaje de la carretera R-3, cerca de Arganda del Rey, en Madrid, España. En su recorrido pretendía hacer conexión con la M-40, una autopista muy transitada, reseñó El País.

La temeraria mujer, que se encontraba en calidad de turista en el país europeo, fue interceptada por la Guardia Civil y detenida por su comportamiento peligroso en la vía.

Las autoridades informaron que iba acompañada de otra persona en el vehículo. Al llegar al peaje, la mujer dijo al encargado del puesto que quería pasar sin pagar.

El trabajador le indicó que su solicitud no procedía y le explicó las normas. Esto alteró a la conductora, quien se bajó del auto y le gritó: “¡Dejadme pasar! ¡No tengo dinero para pagar!”, difundió el diario ABC.

Conducir en sentido contrario, una conducta kamikaze

Antes de tomar la abrupta decisión, la conductora se colocó detrás de un auto con el propósito de pasar rápidamente antes de que bajara la barrera del peaje. Esta misma acción la realizó varias veces en canales diferentes, sin éxito alguno.

El video captado por las cámaras de la vía muestra el recorrido inusual de la mujer a bordo del automóvil: va de un lado a otro hasta que finalmente se da por vencido en su empeño por seguir adelante y no pagar peaje.

El auto hace un giro, trata de regresar por donde vino, y recorre 7 kilómetros en sentido contrario, de frente al resto de los automotores en la R-3. Lleva los cuatro intermitentes puestos.

Sorprendidos, los encargados del peaje alertaron de la situación a la Guardia Civil de Tráfico. Una patrulla localizó el vehículo en la autopista y lo inmovilizó. En la investigación, confirmaron que la protagonista realizó la maniobra de forma voluntaria y con plena conciencia, lo que la califica como una kamikaze.

Se le realizaron pruebas de detección de alcohol y drogas, con resultado negativo. La infractora fue detenida por un delito de conducción temeraria con “manifiesto desprecio por la vida de los demás”.

Fue puesta a disposición judicial por tener domicilio legal fuera de España. Se encuentra en libertad, a la espera de juicio.

Leer más de