Mujer es asesinada por compañero de trabajo que meses antes había sido absuelto en un caso de violación Captura video Noticias LM

Mujer es asesinada por compañero de trabajo que meses antes había sido absuelto en un caso de violación

  • Por Meganoticias

Una joven madre de 33 años fue asesinada a puñaladas en Puerto Rico por su compañero de trabajo, quien la secuestró antes de ingresar a su jornada laboral y se la llevó a un río para cometer el feminicidio.

La víctima fue identificada como Jennifer Michelle Maldonado Padua, quien había sido reportada como desaparecida por el propio autor del homicidio.

De acuerdo con los reportes de las autoridades locales, la joven madre fue asesinada a puñaladas. Su cuerpo fue abandonado en un risco situado a las orillas de un río en Utuado.

El asesino confeso fue identificado como Anthony Salvá Rivera, de 26 años, quien trabajaba como guardia de seguridad junto con la mujer en una central hidroeléctrica.

El asesino de Jennifer Maldonado borró su historial delictivo

Aunque en principio Salvá Rivera denunció que la mujer desapareció luego de subirse a un auto antes de iniciar su jornada laboral, las autoridades notaron incongruencias en su testimonio, razón por la cual indagaron más.

Luego de un intenso interrogatorio el hombre confesó que cometió el asesinato e informó a la policía donde podían encontrar el cuerpo de la víctima.

Tras practicar la detención los medios de comunicación en Puerto Rico dieron a conocer que el homicida tenía antecedentes penales por un caso de violación a una niña, pero supuestamente al no encontrar elementos suficientes la justicia de ese país lo absolvio.

Otro elemento que llamó la atención es que al sujeto se le eliminaron los antecedentes penales con base en la Ley 314, el cual establece esta posibilidad en caso de delitos considerados menores.

Por su parte los familiares de la víctima exigieron que se haga justicia. Carlos Maldonado Padua, hermano de la mujer asesinada, describió a su pariente como una mujer buena que se desvivía por sus hijos de 12 y 13 años.

“Sus hijos eran su vida. Trabajaba para ellos. Usualmente, salía a las 3:30 p.m. del trabajo y ya estaba aquí (en casa de su mamá) recogiéndolos. Ella siempre estaba para sus hijos”, recalcó Maldonado Padua en declaraciones reseñadas por Un Nuevo Día.