Captura Telemundo

"Estaban ansiosos por hacer el viaje": Madre perdió a sus dos hijos en camión abandonado con inmigrantes en Texas

  • Por Meganoticias

Una madre de Honduras llora desconsolada la pérdida de sus dos hijos en el camión de inmigrantes abandonado en Texas. Los jóvenes partieron a Estados Unidos con la ilusión de conseguir trabajo y reunir dinero suficiente para comprarle una casa, en lugar de ello fallecieron trágicamente.

Karen Caballero es la mamá de Alejandro Miguel Andino Caballero, de 23 años, y Fernando José Redondo Caballero, de 18, quienes dejaron su país natal porque no conseguían empleo y estaban cansados de las precariedades económicas.

La noticia del camión de Texas impactó a la familia

La desconsolada madre contó a Telemundo cómo fue el proceso para que sus hijos iniciaran el viaje rumbo a los Estados Unidos. Toda la familia colaboró para que los jóvenes pudieran migrar y cumplir sus sueños.

Yo creí que las cosas iban a salir bien. Quien sí se mostró un poco temeroso fue Alejandro Miguel, me dijo 'Mamá, si nos pasa algo'. Y yo le dije 'nada va a pasar, nada va a pasar. Usted no es el primero ni el último ser humano que viaja para Estados Unidos”, dijo la madre al recordar una de las últimas conversaciones con su hijo.

La mujer recuerda que sus hijos eran jóvenes y soñadores. En el camión también murió Margie Tamara Paz Grajera, quien era la esposa de Alejandro.

De esas últimas conversaciones, Karen recuerda los planes que tenían. Ellos querían ejercer sus profesiones y le habían prometido además que le ayudarían para tener una casa en Honduras. Ella los alentaba a continuar con sus vidas.

Estaban ansiosos por hacer el viaje. Todos los días me preguntaban: mami, cuándo nos vamos a ir. Parecía que iban a un cumpleaños como cuando estaban pequeños. Alejandro se puso ansioso porque ya quería estar allá... me decía que iba a trabajar. Me causó mucha gracia cuando un día me dijo: mami, cuando estemos allá sí te vamos a hacer tu casita”, recuerda en medio del llanto.

Los jóvenes salieron de Honduras el 4 de junio. El primer punto del trayecto fue Guatemala y de allí tomaron rumbo a México. Todo el recorrido lo hicieron en camiones.

Karen se enteró que ellos iban a bordo del camión el martes 28 de junio, cuando tras llamar a varios hospitales y consulados le confirmaron que los nombres de sus hijos estaban entre los fallecidos.