Tiroteo de Texas que dejó 21 fallecidos: Aumentan las críticas por la respuesta de la policía AFP

Tiroteo de Texas que dejó 21 fallecidos: Aumentan las críticas por la respuesta de la policía

  • Por Meganoticias / AFP

¿Qué pasó?

Los testigos del tiroteo en una escuela de Texas cuestionaron este jueves la respuesta de la policía. Padres de las víctimas aseguraron que suplicaron, sin éxito, a los agentes que entraran en el edificio y detuvieran la masacre".

"Había al menos 40 agentes"

Mientras la ciudad de Uvalde lloraba la muerte de 19 niños y dos profesores en el último tiroteo masivo de Estados Unidos, Jacinto Cazares, cuya hija Jacklyn falleció en el ataque del martes, dijo que corrió hasta la escuela de primaria Robb cuando se enteró del tiroteo.

"Había al menos 40 agentes de la ley armados hasta los dientes, pero no hicieron nada hasta que fue demasiado tarde", dijo a ABC News, uniéndose a otros padres que sostuvieron que instaron a la policía a actuar con más diligencia ante el peor tiroteo en una escuela de Estados Unidos en una década.

"La situación podría haber terminado rápidamente si hubieran tenido un mejor entrenamiento táctico, y nosotros como comunidad fuimos testigos de primera mano", dijo Cazares.

Daniel Myers y su esposa Matilda, ambos pastores locales, dijeron a la AFP que estaban en el lugar y vieron cómo los padres se pusieron histéricos mientras la policía, dicen, esperaba refuerzos antes de entrar en la escuela.

"Los padres estaban desesperados. Estaban dispuestos a entrar. Un miembro de una familia dijo: 'Estuve en el ejército, solo dame un arma y entraré. No voy a dudar. Voy a entrar'", aseveró.

"Allí había desesperación", dijo Myers a la AFP en un memorial improvisado fuera de la escuela, donde se han colocado cruces de madera con los nombres de las víctimas.

Respuesta de la policía

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, dijo a la CNN que Ramos (el asesino) estuvo dentro de la escuela durante unos 40 minutos antes de que la policía consiguiera abatirlo.

Raúl Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, manifestó que los agentes "no dudaron".

"Diseñaron un plan. Entraron en esa aula y se encargaron de la situación tan rápido como pudieron", dijo Ortiz a la CNN.