AFP

"Mi pequeño amor está volando alto": El dramático relato de las familias de los niños asesinados en tiroteo en Texas

  • Por Diego Alonzo

"Vuela alto, niña", escribió en su cuenta de Facebook la madre de Jaliah Nicole Silguero, quien aparece entre los 19 estudiantes asesinados en un tiroteo ocurrido el martes recién pasado en una escuela primaria en Texas, Estados Unidos.

El violento episodio fue protagonizado por Salvador Rolando Ramos, joven de 18 años, que abrió fuego, asesinando, además, a dos profesores del recinto educacional. El autor del crimen antes había baleado a su propia abuela, quien terminó herida de gravedad.

El hecho conmocionó a la comunidad estadounidense y también a las autoridades locales. En este sentido, fue el gobernador, Gregg Abbott, quien más tarde aclaró que el asesino había sido abatido por la policía.

Momentos de pánico

Los momentos de pánico que se vivieron en ese instante fueron relatados por algunos testigos, como por ejemplo, Isaias Meléndez, quien relató que "todo el mundo estaba como loco porque los niños tenían miedo y salían corriendo de la escuela", según informó la BBC.

 

AFP

 

¿Qué dijeron los familiares de las víctimas?

Al mismo tiempo, fueron los propios familiares de las víctimas quienes dieron a conocer sus nombres. Uno de ellos fue el padre de Ellie García, quien confirmó que su hija, que cursaba cuarto grado, estaba entre las víctimas fatales.

Por otra parte, Jayce Carmelo Luevanos, quien, al parecer, es primo de Jaliah Nicole Selguero, se sumó a las palabras de la madre de ella y señaló que "todavía no puedo creer que nunca te volveremos a ver".

 

AFP

 

Asimismo, Ángel Garza, expresó en redes sociales que su hija, Amerie, también había sido asesinada en el tiroteo: "Mi pequeño amor ahora está volando alto con los ángeles. Por favor, no den por sentado ni un segundo. Abracen a su familia. Díganles que los aman", sostuvo el hombre.

Por último, las personas que resultaron lesionadas en la balacera fueron derivadas a recintos médicos como el Hospital Uvalde Memorial y el Hospital Universitario de San Antonio.