Dormía en un pasillo y no tenía días libres: el dramático caso de una mujer que fue esclavizada durante 72 años

Dormía en un pasillo y no tenía días libres: el dramático caso de una mujer que fue esclavizada durante 72 años

  • Por Meganoticias

Una anciana de 85 años fue liberada en Brasil luego de permanecer 72 años de su vida esclavizada por una familia adinerada a la que le prestaba servicios como empleada doméstica.

La historia de Doña María, como le llaman las autoridades policiales para preservar su identidad, genera conmoción en diferentes partes del mundo.

La mujer estaba con la familia desde que tenía 13 años. No se le permitía descansar ni hacer su propia vida.

Las condiciones de esclavitud de doña María

Ahora con 85 años doña María conocerá por primera vez la libertad. El encierro que vivió toda su vida le impide apreciar el momento, pues no conoce otro mundo sino el que tuvo junto a la familia que la esclavizó.

Según reseña Noticias Caracol, María trabajaba como empleada doméstica pero en condiciones muy precarias. Ella debía estar atenta a las instrucciones de sus patrones los siete días de la semana.

Las vacaciones y el tiempo libre no eran beneficios permitidos para la mujer a quien también alejaron de su entorno familiar y no le dieron oportunidades de aprender a leer ni a escribir.

La información fue confirmada por el Ministerio del Trabajo de Brasil. Por medio de un comunicado informaron que María fue encontrada durmiendo en un pequeño sofá.

Las autoridades brasileñas indicaron que la mujer prestó servicios a la misma familia durante tres generaciones. Las noches las pasaba en un angosto pasillo cerca de la última mujer que fue su patrona.

La liberación de doña María se logró luego de una denuncia anónima que permitió la movilización de los cuerpos policiales.

La familia que tenía en su poder a la anciana aseguró que la trataban como un pariente más. Sin embargo, la versión fue desmentida por los familiares de la doméstica, quienes dijeron que en unas 150 ocasiones intentaron contactarla sin éxito.

Ahora María recibirá unos 300. 000 dólares como recompensa por los últimos cinco años que trabajó para la familia, mientras que sus empleadores serán juzgados y podrán pagar de 2 a ocho años de cárcel.