Accidente en Taltal Fiscalía

Fiscalía formalizó a dos gerentes de empresa de buses por accidente que dejó 21 fallecidos en el año 2019

  • Por Ignacio Ramos Basulto

¿Qué pasó?

La Fiscalía local de Taltal formalizó a dos gerentes de la empresa Turbus, por sus presuntas autorías en los cuasidelitos de homicidio, lesiones gravísimas, lesiones graves y lesiones menos graves, en grado consumado

Esto, a partir del accidente ocurrido el 1 de diciembre de 2019 en el kilómetro 3 de la Ruta B-710, en la Cuesta Paposo, comuna de Taltal, donde un vehículo de la empresa Turbus cayó por un barranco de aproximadamente 40 metros

La situación ocasionó la muerte de 21 personas, incluyendo al chofer del bus, además de 21 personas heridas. El Tribunal de Garantía fijó un plazo de investigación de 150 días.

Formalización de dos gerentes de mantenimiento

El Fiscal Adjunto, Ricardo Castro Lillo, mencionó que "la Fiscalía local de Taltal informa que el día de hoy se formalizó al gerente de mantenimiento y al jefe Zona del Norte de mantenimiento de la empresa Turbus".

El encargado del caso dijo que esto es "por el cuasidelito de homicidio, lesiones gravísimas, lesiones graves y lesiones menos graves ocurrido el día 1 de diciembre del año 2019 en el kilómetro 3 de la Cuesta Paposo".

Respecto a la investigación, el representante del Ministerio Público detalló que "fue bastante extensa, se trabajó con equipos multidisciplinarios de la SIAT, la Dirección de Ingeniería de la Universidad Católica, de una empresa de Brasil encargada del montaje de las cajas de cambio del vehículo".

Arraigo nacional

"El Tribunal decretó la medida cautelar de arraigo nacional, teniendo en consideración que los imputados no mantenían antecedentes penales anteriores y que, además, al tratarse de un cuasidelito, es decir, que hubo negligencia a juicio del Ministerio Público, no dolo homicida, son penas más bien bajas", confirmó Castro. 

El hecho

Según los antecedentes dados por el Fiscal Ricardo Castro en la audiencia de formalización, el accidente ocurrió cerca de las 23:00 horas del 1 de diciembre de 2019, cuando el bus interprovincial de Turbus circulaba por la Ruta B-710.

El vehículo circulaba a 66 kilómetros por hora, lo que excedía la velocidad máxima del lugar, que es de 40 kilómetros por hora. La zona tiene una pendiente descendente de 9%.

El conductor del bus activó el sistema de freno de servicio, debido a que el sistema de retardador dejó de funcionar. Esto disminuyó la eficiencia del vehículo, que perdió el control y maniobrabilidad.

La situación provocó que el móvil chocara con una barrera de contención hecha de hormigón mientras se desplazaba a 152 kilómetros por hora, para posteriormente desbarrancarse en un desnivel de 11 metros de altura, impactar un cerro y terminar volcando.

Leer más de