"Hay un abrazo pendiente": Mujer que ayudó a enfermera que fue apuñalada espera encontrarse nuevamente con ella

  • Por Ignacio Ramos Basulto

¿Qué pasó?

Este jueves, Mucho Gusto entrevistó a María Inés, la mujer que ayudó a la enfermera Pola Álvarez a llegar a la Clínica Cordillera para que fuera atendida luego de ser apuñalada mientras se dirigía a su casa tras terminar su turno. 

En la instancia, la mujer narró lo difícil que fue asistir en ese trayecto a la víctima, que se estaba desangrando luego de ser apuñalada 11 veces en plena vía pública.

El momento en que vio que algo sucedía

María Inés contó lo primero que imaginó a raíz del ataque. "(pensé) será un problema de familia y no le tomé mucha importancia. Después di como dos pasos, vuelvo a mirar y la veo a ella que viene", detalló. 

"Ella me dice 'lléveme a la clínica' y yo la tomo. La llevo por este camino que fue una eternidad. Fue una eternidad y ella me decía 'mis hijos, mis hijos'. Justo venía el marido y le dije que fuera a ver a los niños y yo me la llevaba", comentó la vecina.

Un duro trayecto

La mujer dijo que "la llevaba como podía porque ella se desplomaba y yo la levantaba. Me decía 'mis hijos, mis hijos'. Yo lo único que le decía era 'hazlo por tus hijos. Vamos si queda poco, ya vamos a llegar'". 

Aunque habían otras personas caminando, María Inés dijo que nadie las ayudó. "Ella quería sentarse, ahí hay unas piedritas y yo le decía 'no te puedes sentar, vamos, tienes que seguir'. Porque ahí habríamos quedado, yo no la habría podido tomar". 

Además, la mujer le dio instrucciones a la pareja de Pola mientras la asistía. "Le dije que corra a la clínica a buscar una silla porque veía que era tanto el camino que yo decía a lo mejor no vamos a llegar", mencionó. 

La llegada a la Clínica Cordillera

"La dejamos en la silla de ruedas y la llevaron a Urgencias altiro. Yo bajé al subterráneo porque ahí tenía que ir al laboratorio a hacerme el examen. No supe más hasta después que salí y me encontré nuevamente con el marido", contó la vecina. 

El hombre le pidió a María Inés si podía declarar ante las autoridades, a lo que ella accedió. "Me dijo muchas gracias, le agradezco mucho, pero usted me puede acompañar a Carabineros a dar la declaración de que la trajo", comentó la mujer.

Un posible reencuentro con la enfermera

La señora espera poder volver a ver a Pola Álvarez. "Creo que ese va a ser un abrazo que necesitaba en ese momento, porque cuando yo salí de la clínica necesitaba un abrazo de alguien que me dijera esto ya pasó. Hay un abrazo pendiente", indicó María Inés.

El caso

La mañana del domingo 26 de junio, la enfermera Pola Álvarez sufrió un ataque afuera de su casa, ubicada en Las Condes, luego de salir de su trabajo en la Clínica Cordillera.

En la ocasión, fue abordada por un sujeto en una motocicleta, quien la apuñaló 11 veces en distintas partes de su cuerpo y luego se dio a la fuga.

La jornada de este miércoles se llevó a cabo la formalización de los imputados por el ataque a la mujer.

Se trata del matrimonio conformado por Patricia Henríquez y Enrique Hanson, quienes quedaron en prisión preventiva mientras dure la investigación.

Leer más de