Por qué el asesino de Viviana Haeger podría salir en libertad en octubre

Por qué el asesino de Viviana Haeger podría salir en libertad en octubre

  • Por Ana María Lizana / Bárbara Miranda / Pablo Abarza

José Pérez Mancilla, el asesino de Viviana Haeger, podría obtener beneficios luego de haber cumplido parte de su condena, por lo que podría salir en libertad condicional.

Más de cinco años han pasado desde que se dictó la sentencia en contra de Pérez Mancilla, el único imputado por este caso, otorgándole 10 años de cárcel tras ser declarado culpable del delito de robo con homicidio cometido en la residencia de la mujer en ubicada en una parcela del parque Stocker de Puerto Varas en 2010.

Desde entonces que José Pérez ha estado recluido en el Centro de Estudio y Trabajo de Osorno, lugar donde es tratado como un usuario y no como un reo como tal.

Condiciones para optar a la libertad

En este centro, el asesino de Viviana Haeger se ha desempeñado como carpintero y debido a su buena conducta, junto a otros antecedentes, aquello le permitiría optar por la libertad condicional.

Si bien esta misma solicitud ha sido presentada en otras ocasiones y ha sido rechazada, en esta ocasión podría ser aprobada si es que cumple un requisito adicional.

"Para el caso en que fue objeto de condena esta persona, se requieren de los dos tercios del cumplimiento de la condena que impuso el tribunal al tratarse de uno de los delitos mas graves que establece nuestro código penal, siendo el delito de robo con homicidio", detalló el exfiscal José Antonio Villalobos.

El caso de Viviana Haeger

Una mañana de junio de 2010, después de quedarse sola en su casa, Viviana Haeger desapareció. Anguita recibió una llamada misteriosa, advirtiéndolo sobre un secuestro, pero pensó que se trataba de una estafa y cortó el teléfono. Por la tarde, su hija lo volvió a llamar para confirmarle que su madre no estaba en la casa. Así se gestó la denuncia por la desaparición y presunta desgracia.

42 días después, un 10 de agosto, Anguita estaba en la habitacional matrimonial de su casa y decidió investigar el insoportable hedor que venía sintiendo desde hace varios días. Caminó hacia la buhardilla que había en la pieza y se metió al entretecho.

Con linterna en mano, caminó lentamente e iluminó un rincón de la casa. Le pareció extraño, porque días atrás los equipos policiales investigaron el lugar, sin encontrar algo prometedor. Pero Jaime estaba convencido de la premisa que escondía su descubrimiento. Se acercó hacia él y descubrió que se trataba del cadáver de su mujer.

Muerte confusa y condenas

El informe del Servicio Médico Legal arrojó que en la muerte de Haeger no hubo intervención de terceros; pero cuatro meses más tarde, la principal tesis de muerte era intoxicación por herbicida.

No contentos con esa resolución, la hermana y familia de la víctima insistieron en la investigación, logrando la exhumación del cuerpo en 2012. Ahí se determinó que sí hubo participación de terceros, siendo Anguita el principal sospechoso. Las pericias del caso se extendieron por varios años, resultado de los tropiezos sufridos por la investigación. Sin embargo, en 2015 hubo una declaración clave que dio un vuelco en el caso Haeger.

Resulta que Anguita estaba a cargo de varios proyectos de construcción en Puerto Varas y uno de sus trabajadores era José Pérez Mancilla. Ambos mantuvieron conversaciones telefónicas que legalmente no podían ser grabadas por la policía, pero sí estaban los registros.

Pérez Mancilla declaró en tribunales que Anguita lo había contactado para asesinar a su esposa, a cambio del pago de $2 millones. Por tal presunto sicariato, el esposo fue detenido en una madrugada de diciembre de 2015.

A fines de aquel año, el presunto sicario participó en una reconstitución de escena, en donde queda demostrada su culpabilidad en la muerte de Viviana. No obstante, a pesar de que varias eran las sospechas en contra de Anguita, nunca se pudo evidenciar la contundencia de las pruebas.

Por lo tanto, fue absuelto de la investigación y quedó en libertad. Por el contrario, Pérez Mancilla está cumpliendo una pena efectiva de cárcel de 10 años, aunque no por sicariato, dado que cambió la versión de su historia.

Todo sobre Nacional