Alza en el precio de las bencinas: ¿Qué tan factible es eliminar el impuesto específico a los combustibles? Referencial ATON

Alza en el precio de las bencinas: ¿Qué tan factible es eliminar el impuesto específico a los combustibles?

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Con los valores del petróleo y el dólar por las nubes, esta semana las bencinas de todos los octanajes superaron la barrera de los mil pesos por litro. Esta alza sostenida representa un duro golpe para los bolsillos de cientos de familias y vuelve a abrir el debate sobre la eliminación del impuesto específico a los combustibles.

¿Eliminar el impuesto específico?

Debido a este escenario, para un grupo de parlamentarios la única solución para bajar el precio de la gasolina sería recortando transitoriamente el impuesto específico que se aplica a este producto.

"El proyecto presentado el año pasado proponía reducir en un 50% el impuesto específico a las gasolinas", señala el diputado UDI, Álvaro Carter respecto a la iniciativa que fue rechazada en el Congreso.

"Nosotros creíamos que era muy necesario porque miles de familias de chilenos y chilenas de clase media se han visto golpeados no tan solo por la crisis que se provocó por la pandemia, sino también anteriormente por el estallido social", añade.

¿Sería bueno eliminar el impuesto específico?

El problema de este planteamiento es que no se trata de llegar y eliminar el impuesto, ya que este tributo le reporta al Estado unos 3 mil millones de dólares al año. Esto es el equivalente, por ejemplo, a un mes de pago del IFE para 16 millones de personas.

"No tiene ningún sentido bajar el impuesto, porque eso es costo fiscal. Si se quiere ayudar a la gente, es mejor hacerlo directamente a las personas a través de subsidios focalizados específicos", señala la economista Michelle Labbé.

Además de los costos económicos, existe también un factor medioambiental, ya que el impuesto específico a los combustibles es considerado un "impuesto verde".

"El impuesto específico a los combustibles sí tiene el rol de desincentivar el uso del automóvil en al menos un 20%, según la experiencia internacional", explica Carolina Palma de la ONG Fima.

Con todas estas posturas sobre la mesa, el debate sobre eliminar este impuesto sigue en curso mientras miles de familias esperan alguna ayuda que sirva para amortiguar la constante alza en los combustibles.