Una mujer creyó tener insolación pero en realidad era una grave enfermedad. Metro UK

Creyó tener insolación en plena ola de calor pero los doctores le diagnosticaron una grave enfermedad

  • Por Diego Alonzo

Las altas temperaturas en Europa han generado repercusiones en la población, que se ha visto afectada por una gran cantidad de incendios y días agobiantes. Uno de los países donde la situación ha escalado es Inglaterra, que ya se acerca a los máximos históricos.

Janet Sykes, de 44 años y trabajadora social de la ciudad de Reading, comenzó a tener malestar, llegando a creer que tenía insolación debido a constantes dolores de cabeza y una sensación de confusión que tuvo cuando trabajaba como voluntaria en una feria en mayo de este año.

La madre de dos hijos pensó en este diagnóstico al pasar tiempo al aire libre y verse expuesta a los rayos del sol. Sin embargo, todo cambió una vez que decidió ir al médico, para salir de las dudas.

El diagnóstico de la mujer

Después que los síntomas fueran empeorando, la mujer finalmente fue derivada a un hospital para someterse a una resonancia magnética, en la cual se descubrió que tenía una masa en su cerebro, informa Independent.

 

Metro UK

 

Al enterarse de esta noticia, Janet quedó atónita, ya que nunca se imaginó que sería algo tan grave: "Estaba anegada en lágrimas. Pasé de pensar que tenía una insolación a descubrir, una semana después, que tenía un cáncer cerebral terminal. Estaba desolada", expresó.

"Mi esperanza es volver a la vida normal"

Un mes después del diagnóstico, la mujer fue operada y los doctores lograron extirparle la mitad del tumor. A raíz de lo anterior, está recibiendo un tratamiento de quimioterapia para enfrentar la enfermedad.

"Hasta ahora, estoy en la mitad de seis semanas de radioterapia y una semana de quimioterapia y me siento bien... Sé que esto puede cambiar, pero soy de la opinión de afrontar mi diagnóstico un día a la vez", sostuvo.

 

Metro UK

 

A su vez, detalló que ha tenido que explicarles la situación a sus dos hijos, Peter y David, que aún son pequeños, y aclaró que lo han entendido "hasta cierto punto".

"Mi tratamiento terminará en diciembre y me volverán a hacer un escaneo para ver cómo me ha ayudado el tratamiento... Mi esperanza es volver a la vida normal, de momento intento no pensar más allá de enero de 2023", agregó.

Leer más de