La encerraron en un cuarto con candado por 10 años y era abusada todos los días

La encerraron en un cuarto con candado por 10 años y era abusada todos los días

  • Por Meganoticias

Durante 10 años estuvo encerrada en una habitación que solo abrían para darle comida. A las 3:00 de la tarde un hombre entraba y abusaba sexualmente de ella. La rutina se repetía día tras día.

Este es el duro relato de una joven de 21 años de Cañar, Ecuador. Su historia se conoció luego de que en un acto de valor lograra escapar de quienes la tuvieron encerrada.

Sus verdugos eran su maestra, quien a su vez era su madrastra, y el hermano de esta con quienes vivía desde que tenía 12 años, porque sus padres migraron a Estados Unidos.

Su maestra permitía que la violaran y torturaba a sus hermanos

La pesadilla de la chica (cuyo nombre se omite por resguardo de su integridad) comenzó cuando era apenas una niña de 12 años.

Debido a una crisis económica sus padres emigraron a Estados Unidos. Su papá decidió dejarla a ella y a sus dos hermanos, para aquel entonces de 6 y 8 años, al cuidado de la docente.

La mujer se ofreció a cuidar de los niños y a darles educación. Lo que no sabía la joven, era que su maestra tenía una relación extramarital con su papá. Con los padres fuera del país comenzó para la chica y sus hermanos un camino de torturas y maltratos.

“Los primeros meses nos trataban bien, luego comenzaron los maltratos, tanto físicos como psicológicos. Cuando cumplí 12 años me decía que yo nací para ser una mujer de la calle y mis hermanos marihuaneros”, recuerda en declaraciones ofrecidas a Expreso.

A la joven la encerraron en un cuarto con candado. Solo abrían la puerta para darle comida o para abusar sexualmente de ella.

“No sé si pueda seguir hablando, me duele recordar todo. A veces cierro los ojos y me imagino que otra vez estoy en ese cuarto, encerrada con candado y contando las horas, porque sabía que todos los días a las 03:00 ese hombre entraba para violarme”, expresa para referirse al hermano de su maestra.

Ella no era el único blanco de los maltratos de la mujer. Sus hermanos también estuvieron sometidos a torturas. Contrario a lo que les dijo su padre no los cuidó y tampoco les dio educación.

“Es terrible lo que esta joven soportó y lo que hizo para escapar. Esa señora sabía todo lo que estaba pasando, ella fue autora y cómplice, incluso los torturaba metiéndolos en un tanque con agua, estas personas deben pagar por lo que le hicieron a estos niños. Hay penalidades y fuertes (ver subnota)”, explicó el abogado de la chica Kelvin Ronquillo.

En un descuido de los maltratadores la joven logró escapar con su hijo de cuatro años, quien nació tras los abusos sexuales del hermano de su maestra. No logró llevarse a sus hermanos, por ello hizo la denuncia para que las autoridades procedieran también a su rescate.

Leer más de