"Perdí a todos mis hijos": Este es el extraño síndrome que 3 jóvenes heredaron de su padre y que les causó la muerte

Regis Feitosa, un economista brasileño, a sus 52 años, ya vivió la muerte de todos sus hijos. Sus 3 descendientes fallecieron por distintos tipos de cáncer debido a un extraño trastorno genético que heredaron de su padre. 

“En cuatro años y medio perdí a todos mis hijos”, comentó en una entrevista con BBC News Brasil.

En 2009, su hija Anna Carolina, en esa época de 12 años, fue diagnosticada por primera vez con un tipo de cáncer, una leucemia linfocítica aguda. Si bien, fue ampliamente tratada, durante este 2022 falleció debido a un tumor cerebral

Años antes, su hija menor, Beatriz, falleció por el mismo tipo de leucemia; mientras que su único hijo varón, Pedro, primero tuvo un osteosarcoma, pero murió en 2020 también debido a un tumor cerebral. 

"Yo tenía una alteración genética que, lamentablemente, también se transmitió a mis hijos, y que potencia la aparición de cáncer”, explicó el economista brasileño. 

¿Cuál es el síndrome que padece?

Regis Feitosa tiene el síndrome de Li-Fraumeni, un trastorno hereditario considerado una "enfermedad rara". Se trata de una modificación genética autosómica dominante, por lo que solo se requiere que uno de los padres lo presente para que sus hijos tengan un 50% de chances de heredarlo. 

Se debe a una mutación en el gen TP53, lo que los predispone a desarrollar varios tumores. Este gen específico es responsable del crecimiento y división de las células, y de hecho se le conoce como un “supresor de tumores”, debido a que impide el crecimiento de cuerpos malignos. 

Las personas que lo poseen tienen más probabilidades de desarrollar diversos tipos de cáncer, pero los más habituales son los que afectan los tejidos blandos (sarcomas), el cáncer de sangre (leucemia), de huesos (osteosarcoma), de mama, en las glándulas suprarrenales (carcinomas adrenocorticales) y de cerebro.

En estos casos, las células cancerígenas se desarrollan a cualquier edad e incluso puede afectar a niños no mayores de 2 años. 

La única manera de conocer si es que se tiene el extraño síndrome es a partir del historial familiar médico, ya que no es una enfermedad que presente síntomas de por sí.

Al ser una enfermedad hereditaria, no existe un tratamiento directo, solo se puede actuar una vez que es detectado un cáncer. Pero publicaciones sugieren que el seguimiento constante a los pacientes aumenta las posibilidades de sobrevivencia, junto con medidas preventivas, como mastectomías radicales. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas.

Consulte siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de