No son solo las legumbres: Estos son los alimentos que hacen que tengas más gases

La flatulencia o gases son un vergonzoso efecto secundario de la digestión. No es algo que puedas evitar, pero si lo debes controlar cuando dejan tu cuerpo. 

Es que en el tracto alimenticio, las comidas son procesados liberando vapores de diferentes elementos, como oxígeno, dióxido de carbono y a veces metano.

Tu cuerpo necesita eliminar estos bolsillos de aire y aguantar las flatulencias podría tener efectos inesperados.

Tomar bebidas carbonatadas, tragar mucho aire al hablar o comer, tener muchas bacterias en la microbiota intestinal, son algunos de los factores que pueden incrementar la cantidad de gases que produces. 

Pero las comidas también juegan un rol fundamental, habiendo algunas que naturalmente aumentarán tu meteorismo.

Conoce cuáles son los alimentos que más gases producen:

Si eres intolerante

Uno de los principales síntomas de las intolerancias alimentarias es el meteorismo y el aumento de gases, junto con dolor de estómago, hinchazón y diarrea.

Este problema digestivo ocurre cuando el sistema no tiene las herramientas necesarias para digerir ciertos componentes de los alimentos. Los más habituales son la lactosa de la leche, el gluten del trigo y las comidas altas en histaminas, como el alcohol, frutos secos, pescados y mariscos, quesos añejos, espinacas, berenjenas, paltas y carnes procesadas.

Alimentos con ciertas fibras

La fibra es el mejor ingrediente que puedes añadir a tu dieta para mejorar tu digestión, regular la glucosa de la sangre e, incluso, reducir el colesterol. Pero no todas las fibras son iguales.

Si bien la soluble e insoluble son las mejores para los beneficios listados, también existe la fibra fermentable, un carbohidrato que alimenta a las bacterias naturales del sistema digestivo y que, por lo tanto, aumenta su concentración. 

Según contó a Shape la dietista experta en salud digestiva, Leigh Merotto, "cuando las bacterias de tu colon descomponen la fibra, producen gas como subproducto", por lo que aumentar las comidas con este nutriente, también exagerará la cantidad de gases en tu intestino.

Algunos de los alimentos ricos en este tipo de fibra son:

  • Avena.
  • Cebada.
  • Centeno.
  • Maíz.
  • Trigo.
  • Arroz.
  • Champiñones.
  • Algas marinas.
  • Espárragos, 
  • Plátanos.
  • Ajos, cebolla y puerros.
  • Legumbres.

Alimentos FODMAP

Se conoce como alimentos FODMAP a aquellos categorizados como carbohidratos fermentables, específicamente oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. 

Todos son diferentes carbohidratos de cadena corta que no pueden ser correctamente absorbidos en el intestino delgado, por lo que aumentan la producción de gases en el colon y fuerzan una mayor entrada de agua en el intestino.  

En algunos casos, se recomienda a quienes tienen síndrome del colon irritable evitar aquellos alimentos altos en FODMAP, para así evitar los incómodos síntomas. Algunas de las comidas ricas en estos carbohidratos son:

  • Manzanas. 
  • Sandías.
  • Damascos. 
  • Duraznos.
  • Peras.
  • Cereza.
  • Mango.
  • Lácteos, helados, mantequilla, cremas, quesos y yogur. 
  • Legumbres.
  • Alcachofas.
  • Betarragas. 
  • Espárragos.
  • Cebolla, ajo y puerro.
  • Coliflor.
  • Betarragas.
  • Apio. 
  • Champiñones. 

Alimentos con endulzantes artificiales

Ciertos endulzantes, derivados de los azúcares del alcohol, son bastante utilizados en productos marcados como libre de azúcar y los puedes reconocer como el sorbitol, xilitol, lactitol, maltitol y manitol.

Su bajo aporte calórico se debe a que son extremadamente difíciles de absorber por el sistema digestivo, por lo que no podemos acceder a las calorías que aportan. Pero un efecto secundario de esta característica, son los problemas intestinales, como gases o incluso diarrea. 

Si bien lo encuentras dentro de productos procesados, también está disponible naturalmente en alimentos como las manzanas, frutos del bosque, damascos, cerezas y ciruelas

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud