perdida olfato mala memoria covid coronavirus Shutterstock

Nuevo estudio científico establece relación entre memoria y pérdida del olfato en pacientes infectados con Covid-19

  • Por Monserrat Saavedra

Una nueva investigación realizada en pacientes con síntomas prolongados de coronavirus lograron determinar la existencia de una relación entre la pérdida del olfato con los problemas de memoria. Los resultados de esta publicación permiten reforzar la asociación entre este sentido y el deterioro cognitivo.

"El olor es una conexión importante con el mundo exterior y está muy relacionado con experiencias pasadas. El olor del pastel, por ejemplo, puede recordarnos a nuestra abuela. En términos de conexión cerebral, interactúa con la memoria de forma mucho más sólida que la visión y el oído", explicó uno de los autores, Fábio Pinna otorrinolaringólogo de la Universidad de San Pablo, Brasil. 

A diferencia de lo que se infería por trabajos anteriores, la relación entre el olfato y el cerebro en los pacientes con coronavirus no estarían correlacionados con la gravedad del cuadro de la enfermedad.

¿Qué dice este trabajo?

Los investigadores brasileños analizaron el caso de 701 voluntarios adultos que fueron hospitalizados entre marzo y agosto de 2020, quienes reportaron parosmia, una condición en que los aromas que normalmente se consideran agradables se convierten en repugnantes, además de problemas de memoria.

Entre los participantes, los investigadores vieron que muchos de ellos sufrían de una serie de secuelas en su salud mental. Depresión, trastornos de ansiedad, estrés postraumático y trastornos de pánico fueron detectados entre los pacientes. 

Pero la reducción en el gusto, en niveles moderados y severos, se presentó como la complicación sensorial más frecuente luego de que el 20% de su muestra la tuviera. 

 

Shutterstock

 

"En nuestra muestra, una mala percepción de la memoria tiene una relación directa con la parosmia por hasta 6-9 meses después de la infección por Covid-19", escribieron los expertos en la publicación.  

Los pacientes con el gusto y el olfato afectado obtuvieron resultados significativamente deficientes en las pruebas cognitivas, incluso cuando se trataba de personas que no tuvieron una enfermedad particularmente grave. 

La relación entre el olfato y la memoria

Este trabajo permite que nuevos investigadores clínicos ahonden en la relación entre memoria y olfato. Y es que el estudio de su relación directa podría ayudar a conocer más sobre enfermedades como la demencia o el alzhéimer

Investigaciones recientes ya han demostrado que los cambios en este sentido suelen presentarse con alta frecuencia entre las personas que luego son diagnosticados con estas afecciones neurológicas. Incluso los expertos trabajan en determinar si este cambio en percepción se podría considerar un síntoma temprano.

Todo sobre Coronavirus

Todo sobre Estudios científicos