Helhue Instagram

Los médicos no quieren operarla: Esta es la razón por la que Helhue Sukni no se ha podido hacer cirugías estéticas

  • Por Meganoticias

La abogada Helhue Sukni comentó en una transmisión en vivo de Instagram junto a Pamela Díaz que está teniendo problemas para encontrar un médico que proceda con las cirugías estéticas que desea, tales como una abdominoplastia, debido a su vicio con el cigarro. 

"Tengo que dejar de fumar porque me quiero operar y nadie me quiere operar. He ido a cuatro doctores y ninguno me quiere operar", comentó la abogada a la conductora de televisión. 

La razón científica que le imposibilita operarse

Además de ser extremadamente dañino para los pulmones, cerebro y funcionamiento general del organismo, el asma y el cáncer son enfermedades a las que los fumadores están constantemente expuestos. Si pretenden operarse, las estadísticas solo están en su contra. 

Con el cigarro, los pulmones y el corazón no funciona tan bien como el de otros órganos, lo que aumenta la probabilidad de utilizar un ventilador mecánico o tener problemas con el flujo sanguíneo. Por eso los médicos recomiendan dejar el cigarro antes y después de cualquier cirugía.

¿Cuáles son los peligros?

En el caso particular de las cirugías estéticas es extremadamente importante dejar de fumar antes de un procedimiento. Por ejemplo, en una abdominoplastia, un lifting facial o un levantamiento de mamas, el médico no solo realiza una incisión, sino que debe volver a acomodar todo nuevamente.

Desde la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos explican en simple: su trabajo es como hacer un corte en la superficie de un pastel, para luego girar el cuchillo por dentro y lentamente rodear los bordes de la torta. Esto permitirá separar meticulosamente la decoración del pastel, sin dañarla o su interior.

Una vez que vuelven a colocar la piel en su lugar, deben asegurar que esta tenga las conexiones a vasos sanguíneos que permitan que no "mueran". Cuando están sanos, los vasos sanguíneos son lo suficientemente grandes como para permitir una conexión exitosa; pero en los fumadores, la nicotina ha hecho que sean considerablemente más pequeños.

"Los vasos sanguíneos pequeños significan menos flujo de sangre, y menos flujo de sangre significa menos oxígeno, y menos oxígeno puede significar que los tejidos mueren", explican desde la organización de cirujanos. 

Otros riesgos enlistados por la misma organización son:

  • Infecciones
  • Muerte de células de grasa, las que pueden causar bultos duros en la piel
  • Retraso en la cicatrización
  • Perdida de piel en mejillas, pezones o estómago en caso de cirugías de levantamiento
  • Coágulos sanguíneos
  • Daño permanente en vasos sanguíneos
  • Cicatrices 
  • Aumento en el dolor 
  • Aumento de probabilidades de tener complicaciones mortales como neumonía, infarto, accidente cerebrovascular o coágulo sanguíneos

La recomendación de la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos es no fumar, por al menos, tres a seis semanas antes y después de la operación.

Esto aplica para cualquier producto con nicotina e, incluso, la exposición al humo del cigarro por personas que fuman y comparten con otros. Y recuerda que siempre será mejor si lo dejas para siempre.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Todo sobre Famosos chilenos