¿Cómo bajar de peso después de los 40 años? Esto aconseja un experto en obesidad Unsplash

¿Cómo bajar de peso después de los 40 años? Esto aconseja un experto en obesidad

  • Por Meganoticias

El camino del adelgazamiento es más fácil en unas personas que en otras, pero la edad no es una de las variables que limitan el proceso. Bajar de peso a los 40 años es posible con ayuda de algunos trucos.

La dieta en esta etapa de la vida es fundamental, debido a que después de los 45 es cuando se incrementa la acumulación de grasa, especialmente en las mujeres. Para entonces, también disminuye la masa muscular.

Hay que considerar que este puede ser el tiempo previo a los cambios en el metabolismo y los giros hormonales de la menopausia, por lo que estar en forma podría costar un poco más que en épocas anteriores.

Método para bajar de peso a los 40 años

Algunos de los métodos básicos para bajar de peso a los 40 años consisten en aplicar un cambio nutricional con dosis adicionales de calcio y practicar ejercicios orientados al fortalecimiento de los huesos. Correr, practicar en step (escalón), saltar y hacer sentadillas es de gran ayuda.

“Las mujeres con osteopenia no asimilan bien el calcio porque no tienen suficiente vitamina D3. Esta vitamina, además de estar presente en algunos alimentos, se encuentra en el sol. Por eso se recomienda hacer ejercicio al aire libre”, explica el doctor Felipe Isidro, de la Sociedad Española de Estudio de la Obesidad al portal médico Cuídate Plus.

Es prudente considerar que en esta etapa hay que disminuir los ejercicios cardiovasculares y apegarse más a los de fuerza, debido a que el exceso de prácticas aeróbicas implica pérdidas musculares y óseas. “Se pueden hacer 3 o 4 días de ejercicios de fuerza a la semana, y 1 o 2 de cardiovascular”, detalla.

Sin olvidar la nutrición

En el caso de los hombres, uno de los principales consejos para bajar de peso a los 40 es trabajar la fuerza muscular a un 80%, y lo demás debe ser orientado al ejercicio cardiovascular. Debido al proceso de andropausia, baja la testosterona.

Para el especialista, el consumo de proteínas debe incrementarse para ambos sexos, ubicándose entre 0.2 y 0.4 gramos por cada kilo de peso corporal. Por ello, en lugar de depender de carbohidratos, hay que hacer desayunos con tortillas y rebanadas de pan integral. No hay que dejar de lado las frutas, vegetales, verduras y carnes blancas.

Los ciclos de descansos son importantes, porque la falta de sueño reduce la creación de masa muscular, recuerda el diario El País. Se aconseja desterrar hábitos dañinos, como permanecer usando las pantallas de teléfonos móviles hasta altas horas de la noche.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Todo sobre Alimentación saludable