Choferes coludidos y falsos robos: La nueva modalidad del robo de camiones en Valparaíso y la RM

  • Por Ana María Lizana / Equipo Modus Operandi

¿Qué pasó?

Sin huellas, testigos cómplices y repartición del botín. Esa sería la nueva modalidad de robos a camiones, en gran parte en la región Metropolitana y de Valparaíso, que estarían ocurriendo en el último tiempo.

Asimismo, se trata de robos sumamente violentos, aunque con la complicidad de todo aquel que va en el camión y con la supuesta banda que los aborda. Simulando ser asaltados, acaban siendo coludidos por la delincuencia.

Respecto a las cifras, la región Metropolitana y Valparaíso acumulan cerca del 50% de los casos desde 2017 a la fecha, sumando más de 130 robos.

Denuncias falsas

La fiscal Tania Mora da cuenta de esta nueva modalidad, la que involucra al chofer del camión encargado de entregar una carga en específico, quien posteriormente, denuncia el robo, el cual resulta ser una artimaña de delincuentes que "seducían" a choferes para los robos.

La investigación se enfoca en una banda en específico que realiza estos atracos, la cual es conducida por la fiscalía occidente y la PDI, en diversas operaciones como Helios e Icaro, descubriendo que incluso agentes de la Aduana están involucrados.

Al respecto, la fiscal señala "nos dimos cuenta de que si bien eran denuncias por robo con intimidación, cuando nosotros hacíamos alguna flagrancia o hacíamos alguna investigación respecto de las mercaderías, nos dimos cuenta de que efectivamente las denuncias eran falsas.

Fue así como dieron con el siguiente patrón en diversos robos, compartiendo algo en común: "En muchos de los casos, donde los choferes que habían sido víctimas en la denuncia, estos participaban en la ejecución del robo".

Esto fue detectado en 2016 y buscando aminorar las penas de cárcel, los delincuentes optaron por abandonar el uso de la violencia con armas de fuego y "maquillar" estas operaciones.

Choferes cómplices: ¿Por qué?

El subcomisario Cristian Soto explica que esta organización criminal tenían empresas de transportes y que si bien, efectivamente, tenían su empresa y trabajaban "de manera normal", también elegían ciertas cargas que resultaban "rentables" para ellos.

En paralelo y para conseguir estos camiones, seleccionaban a ciertos choferes, los que eran "seducidos" por estos con la repartición del botín conseguido.

Soto señala que estos delincuentes convencían "a los choferes para manejar estas cargas y poder simular un delito, realizar denuncias falsas y posteriormente transportar estas cargas a lugares seguros, donde la carga ya estaba prácticamente vendida".

A su voz, el gerente de transportes Labbé, Cristian Bustamante, da a conocer los motivos por los cuales choferes -que no eran parte de la banda criminal- aceptaban estos ilícitos acuerdos.

"Me ofrecieron, estaba complicado, estaba pasando por un mal momento", eran parte de los comentarios que Bustamante recibía cuando eran consultados por su participación en los rotos.

"Les ofrecen plata por contar una historia, dejar el camión en cierto lugar y dar finalmente los avisos a carabineros con un cierto desfaz horario", describe y agrega que convencen a los choferes cuando "están en una parada almorzando y ahí los empiezan un poco a seducir de esta invitación a vender la carga".

Cooperación entre antisociales

El analista de la fiscalía Daniel Donoso, señala que "estamos en presencia de organizaciones un poco más complejas de estructuras jerarquizadas donde existe la diferenciación de funciones y donde necesariamente tiene que haber cooperación de agentes que están al interior de otras instituciones".

En la operación Icaro, dan cuenta que existen infiltrados en la Aduana, específicamente en el puerto de San Antonio, a diferencia de Helios, donde solamente los choferes eran los encargados del robo.

Es así como dentro de la organización y con los choferes -además de trabajadores de puerto- ya se sabe qué tipo de cargas poseen, por lo que pueden "elegir" los camiones que serán sustraídos.

"Es fácil si se sabe con antelación cuál es la mercadería que se pretende sustraer, es fácil hablar con los receptadores que están dentro de la organización y estos van a saber los lugares en los que se van a vender", señala.

"Si tengo la información privilegiada antes de que ocurra el delito y tengo también a los posibles compradores es evidente que desde un punto de vista de costo es casi costo cero y es pura ganancia", manifiesta la fiscal Mora.

"Manzanas podridas"

Pese a estos hechos, Bustamante de transportes Labbé defiende al gremio de camioneros y cataloga a estas personas involucradas en estos delitos como "manzanas podridas".

Por ello, llama a no generalizar y decir que "todos los camioneros están involucrados (en estos robos) es un error. Hay casos puntuales, pero como todos los negocios y en todas las industrias, las manzanas podridas hay que sacarlas rápidamente".

Finalmente, ya existen detenidos y próximos condenados. En la operación Ícaro ya está próximo a que los imputados sean condenados. En el caso del foco Helios, quedaron nueve en prisión preventiva y los demás en arresto domiciliario total.

Leer más de