"Me sentí basureado como persona": Joven con Síndrome de Tourette acusa discriminación en restaurante en Viña

  • Por Nicolás Díaz - Javiera Ponce

¿Qué pasó?

El Síndrome de Tourette es un trastorno del Sistema Nervioso que involucra desde tics, movimientos involuntarios y gritos, hasta la coprolalia, o sea, decir groserías sin poder controlarse.

Debido a esto, muchos de quienes padecen este síndrome son constantemente discriminados, tal como le ocurrió recientemente un joven viñamarino que decidió dar a conocer su historia a Meganoticias para crear conciencia sobre su condición.

Discriminado en restaurante de Viña del Mar

Felipe Silva tiene 29 años y hace unos días estaba en un restaurante de Viña del Mar junto a una amiga, cuando el dueño del local le pidió abandonar el recinto "si no medía sus palabras", algo que, aunque lo intente, no lo puede hacer.

De acuerdo a Felipe, el dueño del restaurante preguntó por qué decía garabatos, a lo que su amiga explicó la condición del joven. Pese a esto, de acuerdo a su relato, el joven expuso que el hombre les dijo "entonces señores se van a tener que retirar, porque en este restaurante no atendemos personas así".

Tras esto, el joven se fue, pero regresó para hablar con el dueño e intentar explicarle su situación. Un intercambio que quedó registrado en un video.

"Me sentí pisoteado, basureado como persona. Nunca me había pasado un episodio así en un lugar público, y fue duro. En ningún momento reconoce que me echó", aseveró el joven al acusar, además, un manotazo cuando estaba grabando con su teléfono.

"Hacer conciencia social"

Felipe fue diagnosticado cuando tenía 5 años. Al comienzo eran tics y movimientos involuntarios, sin embargo, el Tourette puede avanzar en algunos casos al estado que padece él hoy en día: decir palabras groseras, expresar gestos obscenos y gritos repetitivos.

"Para mí, créeme, es súper difícil salir delante de todo el país con estos tics, con estos gestos que no los puedo controlar," aseveró en medio de la entrevista.

Cuando pudo continuar su relato, añadió que el objetivo de exponer su caso es "concientizar, educar y hacer conciencia social, no solamente con el Tourette, sino con cualquier tipo de discapacidad o enfermedad".

Dentro de las dificultades que el joven ha atravesado durante su vida está el constante bullying en su etapa escolar, el no poder subirse al transporte público o, por ejemplo, poder ir al cine. Intentó estudiar cinco veces carreras universitarias, pero desistió.

Pese a todo esto, Felipe quiere tener una vida lo más normal posible. Explica que le acomodan los espacios donde se puede expresar libremente, ya que así se relaja y el síndrome disminuye sus síntomas. Por eso, sale a bailar con sus amigos, intenta hacer deporte o ir al estadio para alentar al equipo de sus amores, Everton.

"Fue desconocimiento"

En Chile, cerca de 19 mil personas padecen el Síndrome de Tourette, el 1% de la población. Pese a esto, es una enfermedad muy poco conocida, razón que Víctor Jiménez, el dueño del restaurante, aduce como causante del incómodo episodio que vivió Felipe.

"Discriminación, la verdad, es que nunca he tenido. Llevo 25 años trabajando en restaurante. Yo lo leo, porque fue en definitiva desconocimiento, lo leo y veo lo que él tenía... dije qué lástima lo que él tiene. Yo creo que todo esto se hubiera evitado si él en un principio nos hubiera informado acerca de su síndrome", expuso Jiménez.

Sin embargo, Felipe asegura que su amiga le avisó al garzón sobre su condición.

Pese a las versiones encontradas, el joven quiso dar a conocer su historia para hacer un llamado a la empatía y avanzar hacia la inclusión.