Chileno es extraditado a España tras ser acusado de brutal robo: Esta es la evidencia que tienen en su contra

  • Por Ana María Lizana

¿Qué pasó?

Francisco Javier Silva Ramírez, de 33 años, enfrentará la justicia de España por delito de robo y lesiones graves. Este martes viajó extraditado hasta Europa, donde será formalizado y posiblemente condenado.

El imputado fue custodiado por tres policías de la Interpol de Madrid, quienes abordaron junto a él el avión comercial que los llevó hasta el viejo continente. 

El prefecto Maximiliano MacNamara, jefe de Interpol Santiago, señala a LUN que "nosotros lo entregamos en la manga del avión, tal como lo dice el protocolo".

Asimismo, añade que Silva fue llevado con esposas de plástico, traídas por la policía española. Estas cumplen la función "proteger la piel de la persona que las lleva" en viajes que tienen larga duración.

¿Qué delitos cometió?

Silva junto a otras cuatro personas, identificadas como Francisco Reyes Rivas, Juan Enrique Espinoza, William Lobos Morales y Alberto Lobos Villalobos, son sindicados como los responsables de un robo frente a una joyería.

El grupo de delincuentes asaltó a un joyero de 50 años en el balneario de Calella, en Barcelona, España, a quien le provocaron graves lesiones y lo dejaron al borde de la muerte.

El robo ocurrió el pasado 23 de octubre de 2019. La víctima estacionó su vehículo frente a una joyería, se bajó y se dirigió al maletero, donde guardaba cuatro maletines.

Cuando el hombre intentó sacarlos, fue amenazado con armas de fuego por los antisociales. Además del delito de robo, se le atribuye el cargo de lesiones graves, ya que habría apuñalado al hombre.

Incluso, las diligencias investigativas señalan que habría ahuyentado a transeúntes que intentaron ayudar al hombre herido, pidiéndoles que "no se acerquen, gilipollas", fingiendo ser de otra nacionalidad.

Las pruebas contra el chileno

McNamara añade que "los tenían sindicados como parte de una banda que se dedicaba a robar. Este fue su delito más violeto y gravoso, aparte que el monto sustraído fue importante".

En los maletines pertenecientes al joyero estaban 3.888 piezas de joyerías, las que daban una cifra total de 114 millones de pesos. 

Entre las pruebas que indican a Silva como el responsable de este hecho, son que "la policía lo georreferenció en el sitio, junto con presentar el relato de testigos. Se estableció que hicieron trabajo de investigación y que días posteriores enviaron importantes sumas de dinero a Chile".

Una vez ocurrido el robo, el hombre viajó hasta Chile un mes después, donde fue detenido en un mall de La Florida. Afirman que una "red de protección lo ayudó a esconderse".

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.

Leer más de