Caso de chip de perro en anticucho callejero: esto es lo que realmente venderían los carritos de comida

Caso de chip de perro en anticucho callejero: esto es lo que realmente venderían los carritos de comida

  • Por Ana María Lizana / María Francisca Sáez / Rocío Larraguibel

La concejala de Estación Central, Michelle Tabilo, denunció que una niña de 8 años se tragó un chip de perro luego de haber comido un anticucho comprado en la calle. Por este hecho, y otras denuncias similares, es que surge la duda sobre qué carne es la que están vendiendo en las calles de la región Metropolitana.

El equipo de reportajes de Meganoticias salió a las calles junto a un equipo científico de la Universidad de Chile para recoger muestras y así verificar si realmente están vendiendo vacuno, pollo o cerdo como mencionan los comerciantes o realmente estamos en presencia de carne de perro o de gato.

La primera denuncia

"Quería consultar si acá como municipio nosotros tenemos alguna inspección al tema de los alimentos que se venden en la calle, porque lamentablemente son gatos y perros", fue el anuncio de la concejala, luego de haber recibido ella misma la denuncia de que una niña fue intoxicada con carne de perro.

Esto sucedió el pasado 5 de abril del 2022: "El otro día le sacaron un chip a una niña del estómago, de un perro, entonces quería saber si había algún tipo de fiscalización en ese caso". En consecuencia, la municipalidad decomisó carros de ventas de comida en la comuna.

Michelle Tabilo, tras estos hechos, aseguró que ha recibido amenazas de los mismos comerciantes: "Voy a ser súper textual, aunque no suene muy bonito, pero me dicen quédate callada, qué andai sapeando".

¿Podría hacer daño un chip?

La concejala señaló que la niña sintió dolores y mareos, que la llevaron hasta el hospital. En el recinto le hicieron un escáner, donde apareció el chip en su estómago.

La Dra. Carolina Araneda, aclaró que el chip "es tan pequeño que no se puede ni tomar. Es muy chiquitito, es del tamaño de un grano de un arroz" y que "se implanta de manera subcutánea en los animales, en la zona del cuello, a nivel dorsal", lo que no generaría ningún daño de gravedad en una persona.

"Si le sale, lo bota"

Junto al Laboratorio de Calidad de Alimentos de la Universidad de Chile, saldrán a recorrer distintos puntos de la capital para la toma de muestras y así comprobar que lo que venden, es lo que realmente recibe el consumidor. 

Incluso, son los mismos comerciantes que bromean al respecto cuando el equipo fue a recoger muestras. Al momento de comprar, son ellos los que lanzan comentarios, tales como "si te sale, lo botas no más" o "aquí botamos el chip. Si viene con GPS, lo botamos".

No es lo que ofrecen

De todas las muestras que se tomaron en la región Metropolitana, algunas concordaban con lo que ofrecían los vendedores, mientras que otras estaban muy alejadas de la realidad. Las muestras fueron enviadas a Corea, donde fueron exhaustivamente analizadas y devueltas a Chile.

Ahí se corroboró que algunos comerciantes ofrecían vacuno, cuando realmente era carne de caballo. Otro puesto que vendía empanadas de pino, resultaron ser hechas con carne de cerdo. Sin embargo, ninguna arrojó que fuese de algún animal doméstico, tales como gatos o perros.

Aquello fue corroborado por uno de los locatarios: "Aquí nadie ha vendido vacuno, nunca nadie, solamente chancho, porque el vacuno para hacer masa, está muy caro".