La historia del estafador que enterró viva a una mujer en Providencia e inspiró a serie documental de Netflix

La historia del estafador que enterró viva a una mujer en Providencia e inspiró a serie documental de Netflix

  • Por Meganoticias

Una personalidad carismática fue la fachada perfecta para que un hombre concretara una serie de estafas a nivel mundial, incluso en Chile, donde este sujeto se hizo pasar por un deportista para engañar a amigos y cercanos y enterró viva a una de sus víctimas.

La despiadada historia se plasmó en uno de los capítulos de una exitosa serie documental, estrenada hace un par de semanas en Netflix, la cual narra la historia de ladrones violentos o asesinos despiadados.

"El peor inquilino del mundo" está basada en hechos reales y relata angustiosas historias de arrendatarios o compañeros de cuarto aparentemente inofensivos, pero que tras una tranquila y amorosa personalidad esconden una identidad de violencia y abusos, como el caso de este estafador que fue representado en uno de los capítulos.

¿Quién es el estafador?

Fue en un hostal en Providencia que Rodrigo Navarro se alojó por un par de meses. En este lugar convivió con varios estudiantes de intercambio y con Youssef Khater, un delincuente internacional que en ese entonces tenía 32 años.

"Inmediatamente, te mostraba una sonrisa, conversaba contigo y se notaba una persona muy carismática, muy amable, muy empático también con sus compañeros, así que cuando llegó aquí a la casa al poquito tiempo se hizo amigo de todo el mundo", contó Rodrigo.

"Para los chiquillos él era el ídolo, aparte que él venía contando las historias de sus maratones, de que él era danés- palestino y que había participado en cuanta historia fantástica. Entonces el gallo era muy entretenido para conversar también", agregó.

Estafa a comunidad palestina

Una de esas maratones en las que Youssef participó fue en la de Atacama del año 2010. Venía de una competencia en Brasil, donde conoció a un ciudadano inglés al que le propuso venir a Chile. Para inscribirse en nuestro país pidió ayuda a la comunidad palestina para representarlos, diciendo que era su nacionalidad. Sin embargo, todo era un engaño para obtener dinero.

"De a poquito empezamos a dudar sobre ciertas actitudes de él, y nos dimos cuenta que él no era palestino, era libanés. Trató de inventar que iba a hacer una carrera a lo largo de todo Chile, que iba a romper el récord mundial de maratón y con eso quería juntar un montón de recursos para hacer esa carrera y era mucha plata", recordó Carlos Krauss, quien descubrió la estafa.

Para participar en el evento, Youssef usó el dinero que su amigo inglés, llamado Dominic, le había entregado y, que supuestamente, iba a ser usado para invertir en terrenos en Brasil. Pero pequeños detalles dejaron en evidencia que dichas compras nunca se gestionaron, y para despistar la atención inventó un falso abogado brasileño.

"Yo le dije al inglés, Dominic, creo que te está haciendo víctima de una estafa. Según lo que yo veo acá, esta persona que aparenta ser un abogado y Youssef son la misma persona. Le pregunté a un amigo informático, Carlos Medina, y él me confirmó que los correos venían del mismo computador", relató Krauss.

Intento de asesinato

Carlos lo encaró exigiendo que devolviera el dinero al inglés. Pese a que habría tomado una postura agresiva, se comprometió a devolver el dinero, por lo que coordinaron una reunión en Santiago.

"Dominic vino a Chile a buscar la plata que Youssef le había prometido que iba a devolver y Youssef en vez de devolverle el dinero lo trató de asesinar. De hecho, le pegó con un palo en la cabeza. Dominic, afortunadamente, no quedó inconsciente y se logró defender y llegaron unos testigos y Youssef al ver los testigos dejó de agredirlo y se fue", señaló Krauss.

Tanto Carlos como Dominic nunca más supieron de este estafador, menos del dinero con el que se quedó. Solo un par de meses después se enteraron de otra estafa que también casi termina en un crimen.

Acercamiento con Callie Quinn

Callie Quinn, ciudadana norteamericana, también vivía en el hostal de Providencia. Ahí conoció a este estafador, con quien entabló una especie de amistad. Incluso, cuando Callie y una amiga mostraron deseos de abandonar la residencia, le ofreció un departamento.

"Él dijo que estaba invirtiendo en unos departamentos en el sector de Bellavista y que esos departamentos estaban próximos a ser entregados y que él podía arrendarles anticipadamente estos departamentos y les pidió la suma de dinero que correspondían al primer mes de arriendo y depósito de garantía", detalló la abogada de Quinn, Rocío Berrios.

La suma fue depositada, pero pasaron los días y este hombre no entregaba el departamento, por lo que Callie le exigió que devolviera el dinero.

"Eso ocurría paralelamente a que otras personas del mismo hostal también le habían dado dinero con otras excusas... y que también le estaban exigiendo ya el dinero de vuelta", afirmó la abogada.

Joven enterrada viva

Al verse acorralado por los cobros, ideó un plan para desmarcarse de las deudas y una noche se reunió con Callie en un bar, para luego llevarla a una vulcanización incendiada.

"Le plantea a Callie durante la noche que vayan a ese lugar, que quizás hay algo de valor, le inventa que hay un objeto de oro, cosa que Callie no cree, pero en el ánimo de broma, de ir a curiosear a un lugar incendiado, ella va", explicó Berrios.

La subcomisaria Pía Molina, de la Brigada de Homicidios de la PDI, contó que fue en ese contexto que la joven "le dijo: 'mira yo necesito retirarme, así que por favor vamos', le da la espalda a él, y él con un implemento que estaba en el lugar, que es un diablito, procede a golpearla una vez en la cabeza. Y este hombre, inmediatamente, procede a asfixiarla manualmente, a estrangularla".

El brutal agresor posteriormente intentó deshacerse del cuerpo, pensando que estaba muerta. Pero no era así.

"Después ella despierta al cabo de un rato, no precisa la hora ni nada porque no se había dado cuenta, pero sí ella se da cuenta de que está en otra dependencia de la vulcanización, está como sumergida en un hoyo y sobre ella escombros, hollín, tierra y planchas de algún material que eran como pesados para ella", expuso Molina.

Por sus propios medios la joven salió del sitio y volvió al hostal que estaba a pocas cuadras.

"Nadie sabía que es lo que había pasado, solamente había rumores que había llegado arrastrándose, que había llegado toda tiznada. De hecho, las murallas de la casa son todas blancas y yo me acuerdo cuando llegué me llamó mucho la atención que uno veía que alguien había pasado los dedos por la muralla, y efectivamente ella venía cayéndose, desmayándose", recordó Navarro.

Sobre el fallido plan de Youssef, la abogada Berrios explicó que "inventa esto de que va a mandar la plata con Callie... La razón por la que él va a atacar a Callie es esa, porque necesita que en la casa después crean que él ya devolvió la plata, quiere liberarse de la deuda como sea, y su forma de liberarse es decir 'yo le entregué la plata a Callie, no sé qué le pasó, desapareció'".

La captura

La joven fue internada en un centro asistencial, instancia en que este delincuente internacional le dijo a sus compañeros que debía volver a Dinamarca porque, supuestamente, su madre había fallecido. Sin embargo, había perdido su pasaporte.

"Apareció la idea de tenderle una trampa, provocando que él pidiera dinero a alguien como lo hacía siempre y una vez que esa persona le enviara el dinero íbamos a dar aviso a la policía para que estuvieran ellos pendientes del envío de un dinero determinado", contó Berrios.

Solo un par de días después del ataque, Youssef fue detenido por la PDI para posteriormente ser condenado en 2012 a una pena menor de dos años y luego ser expulsado del país. Todo esto teniendo en consideración que en dicha época las penas por homicidios eran más bajas y que el estafador cooperó con la investigación.

En Dinamarca habría cumplido una condena por delitos cometidos antes de su llegada a Chile. Sin embargo, en 2014 denuncias por estafa en Costa Rica evidenciaron que Youssef estaría en Centroamérica. Hoy en día nada se sabe de su paradero, por lo que podría estar en cualquier país.