Aton.

"Afecta la soberanía": Las reacciones de parlamentarios a la firma del proyecto de adhesión a Escazú

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Este viernes, el Presidente Gabriel Boric firmó un proyecto de acuerdo para firmar la adhesión al Tratado de Escazú, luego de años de negativas por parte de Chile.

El Mandatario destacó en su discurso que este sea el primer proyecto que sea enviado por su administración al Congreso, por lo que pidió a los presidentes de ambas cámaras a colaborar en su pronta aprobación.

"Nos hemos demorado más de la cuenta en firmar este acuerdo, cuya negociación partió y fue coliderada por Chile y por Costa Rica y, sin embargo, en el último tiempo, por diferentes motivos, no avanzaba. Hoy enmendamos el rumbo y por eso quiero invitar al Congreso y a sus representantes, y los insto a que en sus diferentes Cámaras aprobemos esto con rapidez, porque la vida no puede esperar", señaló Boric.

Reacciones

La decisión del Gobierno de Boric produjo diferentes reacciones en el mundo político. Algunos celebran la iniciativa, otros señalan que hay que estudiarla a fondo, mientras que algunos rechazan de plano la inclusión de Chile en este tratado.

En el oficialismo, se anticipan los votos a favor, al igual que en diversos sectores de la oposición, aunque con algunos reparos. Los representantes del Partido Republicano, en tanto, anticipan el rechazo. 

El senador DC Matías Walker, por ejemplo, señaló que "con el inicio de adhesión a Escazú, Chile saldrá del grupo de países como Venezuela, Cuba y El Salvador que no lo han hecho. Bien Presidente Gabriel Boric; hoy somos un poco más dignos en materia internacional".

Por su parte, la diputada independiente Ana María Gazmuri escribió: "Cumpliendo con uno de sus compromisos de campaña, el Gobierno de Chile, liderado por el Presidente Gabriel Boric, firmó el Tratado de Escazú, acuerdo que garantiza la democracia, la información, y la justicia ambiental, un paso importante para el futuro sustentable de nuestro país".

En la misma línea, el diputado Tomás Hirsch señaló que el "Presidente Gabriel Boric cumple con la firma del Tratado de Escazú, el cual por supuesto que ratificaremos en el Congreso. Firmar Escazú es más respeto al medio ambiente, a los derechos humanos y a la democracia".

En la UDI no se cierran

En la oposición, algunos parlamentarios descartaron rechazar de plano el proyecto que enviará Boric. El senador Iván Moreira (UDI), por ejemplo, señaló que "todos estos instrumentos van a ser estudiados en su mérito, tanto técnico como jurídico, sobre todo en un mundo que se encuentra conectado, lo que es muy importante para Chile".

"Es verdad que existen algunos vacíos normativos que originan duda jurídica... lo que se puede terminar en una ambigüedad peligrosa, sin embargo, lo más sensato es escuchar, debatir y que el Gobierno con argumentos nos pueda convencer", agregó, según consigna Emol.

¿Podría llevarnos a La Haya?

En RN, en tanto, el diputado José Miguel Castro, señaló que "la política internacional siempre ha sido competencia del Mandatario de turno, en este caso del Presidente Boric, nosotros lo vamos a apoyar con la firma del Tratado de Escazú". 

Sin embargo, añadió que "hay que tener en consideración que distintos juristas nos han dicho que independientemente que Chile haya empujado desde un principio el tratado, puede llevarnos a controversias o cortes como La Haya, en el caso de Perú o Bolivia. Por eso hay que tomar en consideración esto".

"Afecta la soberanía"

Desde el Partido Republicano criticaron la firma del tratado, señalando que la inclusión a Escazú no es necesaria para proteger el medio ambiente. 

El senador Rojo Edwards, por ejemplo, señaló que "el tratado de Escazú no es parte de una agenda medioambiental, por cuanto nuestra legislación ambiental es más avanzada que Escazú, tiene otras motivaciones de corte más corporativista o del entendimiento de la independencia que tiene nuestro poder judicial y la soberanía nacional, entonces la motivación no es ambiental. Para defender el medio ambiente no hay que firmar Escazú".

"Este tratado por su ambigüedad permitiría perfectamente en un par de años más que estemos en La Haya o en una corte internacional demandado por algún vecino, afecta la soberanía", señaló.

En paralelo, el diputado y miembro de la comisión de Medio Ambiente, José Meza, expresó que "Chile no necesita firmar Escazú, este es un tratado ambiguo, que le abrirá la puerta a activistas extranjeros para que se inmiscuyan en nuestros asuntos internos".

Todo sobre Política

Leer más de