Dueño de ex Fuente Alemana usó escopeta para ahuyentar a manifestantes que atacaban su local Aton / Meganoticias

Dueño de ex Fuente Alemana usó escopeta para ahuyentar a manifestantes que atacaban su local

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

En una nueva jornada de protestas en Plaza Baquedano la tarde del viernes, la ex Fuente Alemana otra vez fue foco de ataques por parte de ciertos manifestantes. Sin embargo, en esta oportunidad el dueño del local, Carlos Siri, fue sorprendido utilizando una escopeta para ahuyentar a los agresores.

A través de imágenes captadas por testigos, se ve al empresario desde el umbral del local, tras la reja que cerca la fuente de soda, sostener una escopeta, la que habría sido a postones, con la que intentó defender su negocio de un posible saqueo, al mismo tiempo que buscaba proteger a los trabajadores que se encontraban en el interior. 

¿Qué dijo Carabineros?

El capitán Patricio Garrido, Oficial de Ronda Central, señaló que "en el sector de Plaza Baquedano, antisociales realizaron desórdenes y daños en la propiedad pública y privada".

De acuerdo al funcionario policial, atacaron a "algunas personas y una conocida fuente de soda ubicada en la Alameda, por lo que personal de control de orden público procedió en el lugar".

"En tanto, Labocar pericia el sitio del suceso, mientras que el dueño del local hizo una denuncia por daños y amenazas", agregó. 

Segundo ataque en una semana

Cabe recordar que este es el segundo ataque que sufre Carlos Siri. El anterior lo vivió el viernes de la semana pasada, también en el contexto de protestas en Plaza Basquedano.

En aquella oportunidad, un grupo de manifestante atacó y golpeó con un fierro al dueño de la ex Fuente Alemana, cerca de las 18:30 horas.

Todo comenzó cuando un grupo de manifestantes intentó linchar a un joven que, según ellos, estaba sacando fotos. A raíz de esto, Carlos Siri protegió al joven dejándolo entrar a su local, lo que no fue bien visto por otras personas.

Fue así cómo se inició el violento hecho, en el que una decena de personas buscaron destruir el frontis del local y agredir al dueño, el que fue atacado incluso con un extintor.