Decretan prisión preventiva para Nano Calderón: Partirá cumpliendo en una clínica psiquiátrica Agencia Uno

Decretan prisión preventiva para Nano Calderón: Partirá cumpliendo en una clínica psiquiátrica

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Este lunes fue formalizado por el delito de parricidio frustrado Hernán Calderón Argandoña, 23 años, luego de ser acusado de atacar con un arma cortopunzante a su padre, Hernán Calderón Salinas, el 11 de agosto pasado en un departamento en Las Condes. 

Tras escuchar a los intervinientes y ver las pruebas que se presentaron en la instancia, la magistrado concluyó que la intención del joven fue quitarle la vida a su padre, por lo que compartió la calificación del delito de parricidio frustrado.

Medida cautelar

Dado lo anterior, el tribunal decretó la medida cautelar de prisión preventiva. No obstante, atendiendo a los informes psiquiátricos presentados por la defensa de Calderón, la jueza decretó que cumpla la prisión preventiva en la Clínica El Cedro de La Reina, donde estaba internado, "hasta que sea compensado", para luego ser trasladado al centro penitenciario Santiago 1.

En paralelo, el tribunal decretó un plazo de 7 días corridos para que su médico tratante informe si se encuentra o no compensado, con el objetivo de ser trasladado hasta el mentado recinto penitenciario. Con respecto a la investigación, el tribunal decretó un plazo de 120 días.  

Mira el momento de su salida de la clínica:

Fiscalía relató los hechos acreditados

Durante la instancia, la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente realizó un relato de los hechos que han logrado acreditar, a través de las indagatorias, exhibiendo, además, las pruebas con las que cuentan en contra de Calderón hijo. 

En este sentido, relató el disparo que habría realizado Calderón Argandoña, luego de haber apuntado a su padre en el pecho. En paralelo, el fiscal Omar Mérida incluyó fotografías proporcionadas por el querellante y progenitor del imputado. 

"Este proyectil deformado fue periciado por el Laboratorio de Criminalística, la unidad balística de Carabineros, y confrontado con el arma incautada en el domicilio del imputado, pudiendo confirmar que ese disparo, esa munición, fue disparada por el arma del señor Hernán Calderón Argandoña", señaló el fiscal Mérida.

Versión de Kel Calderón

En paralelo, el fiscal relató la declaración de la hermana del imputado, Raquel Calderón Argandoña, quien sostuvo que "él (Hernán Calderón Argandoña) se empezó a interesar por la vida Rápido y Furioso, teniendo admiración por ese tipo de vida. Comenzó a tener armas, mariposas, manoplas y municiones. Ingresó a un club de tiro y comenzó a configurar una personalidad de gánster, mostrando dinero y siempre zafando por problemas con la autoridad con la intervención de su padre. Tiene una fijación con Pablo Escobar y Chapo Guzmán".

"Su primera arma la tiene desde pequeño, a los 12 ó 13 años. Usaba manoplas, cortaplumas, mariposas. En el colegio se agarraba mucho a combos", aseguró Kel sobre la personalidad de "Nano", agregando que él siempre le decía que "se moría de ganas de agarrar a combos a otro hueón (sic)". 

¿Qué se sabe del hecho?

Cabe señalar que el ataque denunciado por el abogado ocurrió el pasado 11 de agosto, cuando su hijo llegó hasta su departamento y con un arma cortopunzante le propinó una serie de heridas en manos y brazos a su padre.

Desde ese día Calderón Argandoña se mantenía prófugo, sin embargo, este lunes fue ubicado en una clínica psiquiátrica en la comuna de La Reina. Desde ese lugar fue trasladado hasta el Centro de Justicia para la audiencia.

La querella

En la acción judicial presentada por el abogado, detalló que el día del ataque "empuñando el cuchillo que había traído previamente y que guardaba en su pantalón, me ataca de frente, intentando apuñalarme en el estómago, fallando solo por mi reacción, dándome el ataque en mi antebrazo izquierdo”.

Además, señaló que “ante la agresión, me abalancé sobre él, tomándolo por la cintura para intentar sacarlo del domicilio, momento en que el victimario logra apuñalarme nuevamente, esta vez en la mano derecha”.

Tras un forcejeo, ambos llegaron a la puerta del departamento, tras lo cual Calderón Salinas explicó que “el querellado, al encontrarse con la mitad de su cuerpo sobre mí, ser más alto y más pesado que el suscrito, además de más joven como es lógico, procede a inmovilizar mi mano derecha con su mano izquierda, y con su mano derecha, en la que continuaba sosteniendo el cuchillo, procede a apuñalar múltiples veces mi mano derecha”.

El querellante sostuvo que su hijo “siguió intentando desgarrar la mayor cantidad de tejido posible de mi mano, con el fin, asumo dado el movimiento y su acción, de amputarla”. Tras el alboroto, finalmente Calderón Argandoña huyó del lugar”.

Los actos de ese día no tuvieron nunca un carácter casual, considero que fue absolutamente planificado y de no ser por la presencia de todos los que me salvaron la vida, no podría estar dirigiendo estas palabras”, expresó el abogado.

* La nota informa el proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine

Ver cobertura completa