Una joven descubrió que tenía una grave enfermedad al ver los síntomas en

Joven de 22 años descubrió que tenía una grave enfermedad al ver los síntomas en "Grey's Anatomy"

  • Por Diego Alonzo

Emilie Levy, de 22 años y residente de Israel, jamás pensó que una serie de televisión terminaría por ayudarle a descubrir el severo diagnóstico que tenía y que por años jamás pudo conocer, pero así fue.

Cuando tenía 12 años, solía tener un intenso dolor en sus muñecas y tobillos, llegando a experimentar algunas dislocaciones en otras partes de su cuerpo, como por ejemplo, uno de sus hombros, la cadera y su mandíbula.

Lo más terrible para ella, es que los médicos no tenían la respuesta. Sin embargo, la terminó encontrando en la reconocida serie "Grey's Anatomy", informa New York Post.

"Me recuerda exactamente a mí"

Emilie explicó que "estaba viendo la temporada 13 cuando vi algo... Había una paciente que se quejaba de resaca después de solo un trago y luego, durante el examen, pudieron dislocar fácilmente todo su brazo".

En ese instante vino a su mente que ella también había pasado por algo similar y nunca había sabido por qué hasta que vio el caso en la televisión: "Después de que vi que le dislocaron el hombro, recuerdo haber pensado que me recuerda exactamente a mí", sostuvo.

A partir de allí, la joven pensó que tenía el síndrome de Ehlers-Danlos, que corresponde a un grupo de trastornos hereditarios que se caracterizan por articulaciones extremadamente sueltas, en la que se forman hematomas con una gran facilidad.

Si bien los médicos en un comienzo descartaron este diagnóstico, Emilie, en 2019, buscó una segunda opinión en la que otros especialistas confimaron que estaba en lo cierto.

 

Una joven descubrió que tenía una grave enfermedad al ver los síntomas en
NY Post

 

Un accidente empeoró su vida

La situación para la paciente se complicó cuando en septiembre de 2020 protagonizó un accidente automovilístico que la dejó con serias lesiones en sus costillas y en su pecho: "Fue como un dominó, desde el momento en que se dislocó la primera costilla, el deterioro fue tan rápido, día a día fue empeorando", detalló.

"Llegué a un punto en el que les dije a mis padres que no podía imaginar vivir así, con un nivel de dolor increíble, ni siquiera por dos meses más", manifestó.

El tratamiento

Pero la joven jamás bajó los brazos. En este sentido, optó por buscar un tratamiento y lo encontró, así que optó por viajar a Florida y se sometió a un proceso que le permitió dejar de dislocarse.

Incluso, cumplió otro de sus objetivos y logró convertirse en médico. Asimismo, en febrero de 2022 abrió una clínica enfocada en la proloterapia, una "forma regenerativa de tratamiento" en la que ayuda a otros pacientes con lesiones y dolores.

Leer más de