Nuevos testimonios de niños sobrevivientes al tiroteo en una escuela de Texas: AFP

Nuevos testimonios de niños sobrevivientes al tiroteo en una escuela de Texas: "Las balas casi me pegan"

  • Por Ariel Araya

¿Qué pasó?

Cada día surgen nuevos testimonios de sobrevivientes al tiroteo en una escuela de Uvalde, Texas, el pasado 24 de mayo, en donde fueron asesinados 19 estudiantes de cuarto grado y dos profesores a manos de un sujeto de 18 años.

Algunas de las declaraciones que han surgido corresponden a niños que estuvieron encerrados en una de las aulas junto al homicida, Salvador Ramos, pero que lograron no ser descubiertos por él con vida. 

"Las balas casi me pegan"

Daniel, uno de los niños que logró salir con vida, contó al periódico Washington Post que, mientras las víctimas esperaban a que la policía viniera a rescatarlos, nadie gritó. 

Eso sí, el comportamiento de los estudiantes no guardaba relación con lo que sentían: "Estaba asustado y estresado, porque las balas casi me pegan", relató.

Su maestra, que resultó herida en el ataque, pero sobrevivió, les susurró a los estudiantes que "mantuvieran la calma" y se "quedaran quietos".

Daniel comentó que una niña, también herida de bala, había pedido amablemente a su maestra que llamara a la policía, diciendo que "sangraba mucho". 

Pesadillas

Además, el muchacho confesó que ya no puede dormir solo y tiene pesadillas. Los demás niños "están traumatizados y tendrán que vivir con eso toda la vida", subrayó su madre, Briana Ruiz.

Samuel Salinas, otro de los sobrevivientes, también afirmó tener pesadillas, en las que veía al tirador. La idea de volver a la escuela o, incluso, regresar a ver a los compañeros de clase, sigue siendo aterradora.

"No tengo muchas ganas", confesó, y añadió que quería "quedarse en casa" y "descansar".

Niños se hicieron los muertos

Otros impactantes testimonios dan cuenta de que algunos de los estudiantes se hicieron los muertos para no ser descubiertos. 

Una de ellas, es una niña de once años, quien, ante el temor por ser asesinada, optó por cubrirse con la sangre de uno de sus compañeros para parecer que estuviera sin vida y salvarse, informó CNN en Español.

La alumna fue identificada como Miah Cerrillo, quien contó algunos detalles sobre los momentos de terror que vivió tanto ella como el resto de sus compañeros y profesores. 

Samuel también fingió estar muerto para salvarse, además de relatar que el homicida, al entrar al aula, cerró  la puerta y dijo: "Van a morir todos", antes de abrir fuego.