Padres denuncian que su bebé fallecido fue incinerado por error en hospital de Argentina Imagen referencial, Pixabay.

Padres denuncian que su bebé fallecido fue incinerado por error en hospital de Argentina

  • Por Fabián Mardones Lagos

¿Qué pasó?

Una joven que sufrió la pérdida de su embarazo denuncia que el bebé que no alcanzó a nacer fue incinerado luego que personal médico confundiera al feto nonato como un "residuo patológico".

El hecho ocurrió en el Hospital Delicia Concepción Masvernat, de Concordia, provincia de Entre Ríos, Argentina, hasta donde la mujer llegó por complicaciones en su embarazo y debió ser intervenida quirúrgicamente luego que le confirmaran que su bebé había fallecido.

Luego de la operación, la afectada contó que le hicieron entrega del bebé por 15 minutos y luego se lo llevaron a la morgue del recinto, para realizar todos los trámites de defunción.

El relato de los afectados

La mujer relató a TN que "me realizaron la cesárea y me sacaron mi bebé sin vida ya. Como papás decidimos conocerlo. Lo vimos y lo hicimos vestir, incluso. Y luego lo llevaron a la morgue, donde lo iban a conservar hasta el día que yo me lo traiga para darle su sepultura".

"La ginecóloga me da el alta para poder venirme, la casa de sepelio (funeraria) va a retirar el cuerpo de mi hijo a la morgue y se encuentra con que no estaba. Nadie nos daba respuestas, todos se tiraban la pelota de un lado a otro", añadió.

La afectada concluyó que "como papás, estábamos desesperados buscando a nuestro hijo. La única respuesta que nos dieron es que se fue como residuo patológico y lo habían incinerado".

En tanto, el padre del bebé apuntó que "para cuando averiguamos ya había ido a parar al horno, pero no nos explicaron, era un bebé bien formado, no sabían decirte por qué razón lo habían puesto ahí".

Hospital investiga aplicación de protocolo

Mediante un comunicado, el establecimiento de salud informó que se pusieron en contacto con los familiares y que luego se investigó si la aplicación del protocolo fue correcta.

Así fue como el padre se reunió con las autoridades del hospital y se enteró que, por error, el cuerpo del bebé fue depositado en una bolsa de color rojo, que es la que identifica los residuos patológicos, los que son entregados a una empresa privada para que los incinere en un horno.

"Se pudo determinar la trazabilidad de los hechos. Tras la recopilación de distintos elementos documentales y de videos. La información se aportó primero a la familia, también a la justicia de Concordia, con la urgencia que el caso amerita y el objetivo de determinar si se trató de una omisión, malicia o carencia de profesionalismo al no continuar con el protocolo de necropsia e influyendo en ello en los hechos relatados", reza el comunicado del recinto médico.

Leer más de