Consejo de Europa excluye oficialmente a Rusia por ofensiva en Ucrania AFP

Consejo de Europa excluye oficialmente a Rusia por ofensiva en Ucrania

  • Por Meganoticias / AFP

¿Qué pasó?

Este miércoles, el Consejo de Europa excluyó a Rusia de esta organización garante de los Derechos Humanos a raíz de su ofensiva contra Ucrania, una decisión adoptada un día después de que Moscú anunciara su retiro del organismo.

El Comité de Ministros, su órgano ejecutivo, adoptó esta decisión durante una reunión extraordinaria, un día después que la Asamblea Parlamentaria se pronunciara a favor de excluir a Rusia.

Moscú ya planeaba retirarse

Pero Moscú se adelantó y anunció en la tarde del martes que activaba el procedimiento de retirada de la organización paneuropea con sede en Estrasburgo, Francia, al que se adhirió en 1996.

"Rusia cesa de ser miembro del Consejo... desde hoy", indicó en un comunicado la organización que vela por los Derechos Humanos en el continente europeo.

Consecuencias

A consecuencia de esta expulsión, los 145 millones de ciudadanos rusos ya no podrán acceder al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), al abandonar Rusia el Convenio Europeo de DDHH.

Por su parte, el TEDH, brazo judicial del Consejo, anunció que suspendía el "estudio de todas las peticiones" contra Rusia.

"El Tribunal decidió suspender el examen de todas las peticiones contra la Federación de Rusia, a la espera de examinar las consecuencias jurídicas de esta Resolución sobre el trabajo del Tribunal", indicó en un comunicado la corte.

Un día después del inicio de la ofensiva rusa en Ucrania el 24 de febrero, el Comité de Ministros suspendió la participación de Rusia en las principales instancias del Consejo, salvo el TEDH, pero la presión aumentaba en su seno para su expulsión.

Sanciones anteriores

Grecia ya procedió de manera similar a Rusia en 1969 durante la dictadura de los coroneles. Volvió de nuevo al Consejo en 1974.

En 2014, tras la anexión de la entonces península ucraniana de Crimea, la organización, creada en 1949 en un contexto de incipiente guerra fría, adoptó sanciones contra Rusia.

La delegación rusa en la Asamblea Parlamentaria fue privada entonces de su derecho a voto. En respuesta, Moscú suspendió su aportación al presupuesto de la organización.

Tras cinco años de crisis, el diferendo se solucionó y la delegación rusa volvió a integrar el órgano deliberante del Consejo, organismo que no está vinculado a las instituciones de la Unión Europea (UE).