No les daban de comer: la policía rescata a dos mujeres abusadas por sus hermanos Captura video Telemundo Uruguay

No les daban de comer: la policía rescata a dos mujeres abusadas por sus hermanos

  • Por Meganoticias

Un hecho atroz mantiene consternados a los vecinos de Nuevo París, un barrio de Uruguay. Dos jóvenes, de 26 y 35 años de edad, fueron rescatadas cuando una vecina descubrió que eran violadas por sus propios hermanos.

Un grito fue clave para rescatar a las víctimas y poner tras las rejas a sus agresores. La vecina, al escuchar una voz desesperada, se asomó por un paredón que colinda con la vivienda cercana y vio la escena que la dejó impactada.

La mujer, horrorizada por la situación, llamó a los funcionarios policiales para denunciar el delito.

Las hermanas estaban sucias y asustadas

Tras la denuncia los funcionarios de la Unidad de Respuesta Rápida de Montevideo llegaron a la vivienda. Los uniformados no solo se encontraron con el caso de dos jóvenes abusadas, sino que estas además estaban desnutridas y sucias.

Todo indica que sus agresores no les daban de comer y tampoco les permitieron asearse durante años, de acuerdo con la versión policial difundida por el diario El País de Uruguay.

El reporte policial también precisa que las víctimas estaban en shock. La mayor de las hermanas de 35 años no hablaba y se aferraba a un pequeño oso de peluche que tenía consigo. La de 26 años si alcanzó a comunicarse con los funcionarios policiales.

Por este hecho permanecen detenidos dos hermanos, uno de 13 años y otro mayor de edad. La madre también fue interrogada por los funcionarios policiales.

Las hermanas fueron trasladadas al Hospital de la Mujer, pero antes de eso recibieron asistencia psicológica y les dieron alimentos. "Las dos mujeres estaban muy hambrientas. Una de ellas relató a un médico que no comía desde hacía días. Pasaban a mate y cigarros”, expresó un policía.

El comportamiento de las mujeres también daba a entender que no sabían usar cubiertos y que, debido al encierro que sufrieron, les resultaba difícil socializar. Pese a su edad, las dos hermanas tenían la estatura de niñas de 13 años, algo que puede ser consecuencia del déficit de crecimiento por la falta de alimentos.

Si eres víctima o testigo de violencia hacia la mujer el fono de orientación dispuesto por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG) es el 1455. El número se puede marcar tanto en teléfono fijo como en el celular y desde ahí brindan orientación para ayudar a víctimas de maltrato o te guían con los mecanismos para realizar una denuncia.