Condenan a madrastra que asesinó a la hija de su novia: Policía de West Yorkshire

Condenan a madrastra que asesinó a la hija de su novia: "Era una niña alegre, feliz y encantadora"

  • Por Meganoticias

Savannah Brockhill fue sentenciada a un mínimo de 25 años en prisión por asesinar a Star Hobson, la hija de 16 meses de su novia, Frankie Smith, quien fue condenada a ocho años por no hacer nada para detenerla.

La mujer, de 28 años, atacó a la inocente niña tras someterla durante meses a los tratos más violentos, que fueron permitidos por Smith, de 20, quien incluso le mintió a la policía y los servicios sociales para proteger a su pareja, escribió el Daily Mail.

En cinco ocasiones, dos veces acompañados por la policía, los trabajadores sociales visitaron a la pareja abusiva. Sin embargo, calificaron las quejas contra ellas como “maliciosas” y dejaron a Star con ellas una semana antes de que la mataran en su casa de Inglaterra, Reino Unido.

La juez Justice Lambert le dijo a la pareja durante el juicio, realizado el miércoles 15 de diciembre de 2021, que “su oscura obsesión mutua alimentaba una vida de negligencia, crueldad y heridas” para la niña. Brockhill saludó y sonrió cruelmente a su familia en la corte.

"Permitiste su muerte": juez a la madre

Smith tendrá que cumplir solo dos tercios de su sentencia antes de que su liberación sea considerada por las autoridades. Sus 443 días en prisión preventiva podrían significar que será liberada en poco más de cuatro años.

“Frankie Smith tu función era proteger a Star de cualquier daño, no pudiste protegerla y permitiste su muerte. El nivel de fuerza necesario para infligir estas lesiones debe haber sido enorme, similar a las fuerzas asociadas con un accidente de tráfico”, dijo Lambert.

Los bisabuelos maternos y paternos de Star leyeron las conmovedoras declaraciones de impacto de la víctima, en las que detallaron su angustia.

“Nos encantaba cuidarla. Cuando estaba con nosotros, era una niña alegre, feliz y encantadora. Ella era tan cariñosa. Siempre estaba sonriendo. Todos los miembros de nuestra familia la amaban. La última vez que vimos a Star fue el Día de la Madre. Hicimos tarjetas, pintamos su mano y sus huellas para su madre. No pensamos que nunca la volveríamos a ver”, dijo Bernard Hobson, el bisabuelo de la niña.