La trágica historia de una madre y su hija secuestradas durante tres años por un hombre que les prometió una vida mejor

La trágica historia de una madre y su hija secuestradas durante tres años por un hombre que les prometió una vida mejor

  • Por Meganoticias

Nuevos antecedentes surgieron del insólito secuestro que sufrió una mujer en Argentina, quien permaneció encerrada junto a su hija durante tres años tras conocer a un hombre por Facebook. 

El acusado fue identificado como Felixsiano Foxeel Suganda, de 47 años y usuario activo de esta red social. Actualmente permanece a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) del Departamento Judicial de La Plata, a la espera del juicio que dirima su eventual inocencia o culpabilidad. 

¿Cómo se conocieron el acusado y su víctima?

En 2018, Felixsiano manejaba varios perfiles en Facebook y con uno de ellos conoció a la mujer, iniciando una conversación que se extendió durante meses. Al poco tiempo comenzaron una supuesta relación sentimental y él, en su intento de formalizar su vida amorosa, le propone convivir junto a su hija.

Fue así cómo la mujer se traslada junto a su hija de 14 años —diagnosticada con un leve retraso de madurez— al hogar del sujeto, ubicado en La Plata.

Lejos de ser mejor, la situación entre ambos empeoró. Los problemas se hicieron comunes y la relación era cada día más insostenible. Por lo mismo, ella le pide la separación, pero el hombre se negó rotundamente.

Para evitar que su relación se derrumbara, Felixsiano las habría encerrado en la pequeña vivienda que tenían. Por tres años las mantuvo secuestradas, con mínimas opciones de libertad, según se le acusa.

La llamada que posibilitó el rescate

Cesante, pero beneficiario de varios aportes sociales del Estado argentino, el sujeto permitía que la mujer saliera de casa solo una vez al mes y acompañada por él.

Tales salidas eran para cobrar la Asignación Universal por Hijo que recibía la mujer, cuyo dinero no alcanzaba para eliminar la extrema precariedad en que estaban secuestradas junto a su hija.

Un día, ante el descuido del secuestrador, la víctima accedió a un teléfono que utilizó para denunciar la situación en la que estaba. Según indica Infobae, marcó el número de un organismo municipal y su acusación llegó hasta las manos de la fiscal Virginia Bravo.

De esta manera, la persecutora ordenó que los equipos policiales irrumpieran en la casa de Felixsiano, logrando encontrar a las víctimas en medio de sus gritos de auxilio. Por su parte, el hombre quedó arrestado bajo el delito de privación ilegal de libertad.

Se investigará presunta violencia física o sexual

Los investigadores ahora están centrados en determinar la ocurrencia de posibles episodios de violencia física o sexual durante estos tres años de secuestro.

Por otro lado, no hay registros penales que responsabilicen a Felixsiano de otros delitos. En su perfil de Facebook solía publicar mensajes motivacionales y comentar las medidas decretadas por la crisis del coronavirus.

Meses antes del secuestro de ambas mujeres, posteó en la red social: "Toma distancia de las personas que nunca admiten que están equivocadas y siempre tratan de hacerte sentir que todo es su culpa. Eso es manipulación".

Todo sobre Argentina

Todo sobre Violencia contra la mujer