plumón de pluma como lavar Unsplash

Así es como puedes lavar en casa un plumón de plumas

  • Por Monserrat Saavedra

Con el cambio de temporada puede que pienses que tu plumón de plumas no se encuentra en las mejores condiciones como para colocarlo en tu cama. Si este es tu caso, revisa cuáles son las mejores técnicas que te podrían ayudar a lavarlo en casa.

Al estar rellenos con un material tan delicado como las plumas, la mayoría de los plumones deben ser limpiados por profesionales en las tintorerías. Pero en algunos casos, cuando la etiqueta del fabricante lo indica, podrías lavarlo con los elementos de tu hogar.

Conoce cuáles son las recomendaciones del blog Duvetopia para los cuidados de tu plumón.

 

Cubrecamas
Unsplash

 

En lavadora

Antes de pensar en colocar tu plumón en la lavadora, es importante verificar un par de cosas. Primero debes comprobar de que efectivamente se pueda colocar en el electrodoméstico. De ser así, busca cuál es la temperatura a la que lo deberías hacer; si la etiqueta no tiene esta información, es mejor que prefieras el agua helada.

Antes de colocar el plumón a lavar, comprueba que no tenga una parte descosida por la que se pueda colar el delicado relleno.

 

Unsplash

 

Además, desde el blog, recomiendan utilizar detergentes suaves, ojalá bien diluidos en agua. Debes evitar aplicar suavizantes, blanqueantes, cloro o productos abrasivos. 

Elige un ciclo de lavado delicado o uno que tenga un centrifugado con pocas revoluciones. Si al momento de sacarlo tiene mucha agua, puedes dejar que escurra por un tiempo en la tina. Luego puedes dejar que se seque al aire, lo que puede demorar dos días (incluso con el mejor clima), o colocarlo en la secadora.

En la tina

Si tu plumón es demasiado grande para tu lavadora, siempre puedes lavarlo en la tina, solo que este proceso requiere de más tiempo y trabajo.

En estos casos, debes llenarla con agua tibia o templada, lo justo que cubra el plumón como para que quede bien sumergido y sin burbujas en su interior. 

 

Unsplash

 

Igual debes usar un detergente suave bien diluido, para evitar que se forme espuma. Para asegurarte que el producto cubra por completo la tela, debes removerlo cada 15 minutos, durante el tiempo que consideres necesario.

Una vez que termines con este ciclo de lavado, debes botar el agua de la tina. Una vez vacía, aprieta un poco el plumón para que elimine el líquido que absorbió. Vuelve a colocar agua en la tina y a escurrir hasta que ya no salga detergente. 

Para secarlo, puedes emplear el mismo método que con la lavadora. 

Todo sobre Consejos hogar

Leer más de