cocodrilo come dinosaurios Dr. Matt White/Australian Age of Dinosaurs

Científicos hallaron un cocodrilo de 93 millones de años que comía dinosaurios

  • Por Meganoticias

Gracias a tecnología avanzada para la toma de imágenes, científicos encontraron en los restos fósiles de un cocodrilo de más de 93 millones de años, en Australia, evidencia que comprueba que el animal se alimentaba de dinosaurios de la época. Esto porque se encontraron restos de dinosaurios juveniles fosilizados en su estómago.

Los restos de este animal fueron hallados el año 2010 por el equipo del Museo Australiano de la Era de los Dinosaurios, en conjunto con la Universidad de Nueva Inglaterra, quienes publicaron sus resultados en la revista Gondwana Research.

Fue nombrado Confractosuchus sauroktonos que se traduce como "el cocodrilo come dinosaurios roto". Se le dio ese nombre porque fue encontrado dentro de una gran roca destruida.

Por los modelos que se han hecho del animal, se estima que este cocodrilo media entre 2 y 2,5 metros de largo. Esto se supo, según las imágenes obtenidas por primera vez el año 2015, cuando se "escaneó" por primera vez la roca que lo contiene. 

"Los ojos humanos nunca antes lo habían visto"

El avanzado sistema tecnológico permitió revisar el interior de la roca, lo que luego facilitó realizar un modelo del animal a partir de su cráneo, que fue el único resto intacto encontrado.

"Los ojos humanos nunca lo habían visto antes, ya que estaba, y sigue estando, totalmente encerrado en la roca", explicó el doctor Joseph Bevitt, encargado de obtener las imágenes del animal.

"Los resultados fueron sobresalientes al proporcionar una imagen completa del cocodrilo y su última comida, un dinosaurio juvenil parcialmente digerido", agregó el experto.

 

Modelo 3D con los restos del cocodrilo
Australia’s Nuclear Science and Technology Organization (ANSTO)

 

Para confirmar que efectivamente se trataba del hueso de un dinosaurio y que no fuera del mismo cocodrilo, otra especie o incluso algo totalmente diferente, los expertos compararon los datos obtenidos del hueso con todo aquello que rodeaba el fósil. 

"La química de la roca entregó la evidencia", aclaró Bevitt

Se cree que el cocodrilo murió repentinamente cuando quedó atrapado en una mega inundación. Es debido a esto que el lodo permitió que los restos de su estómago se solidificaran sin que se perdieran los rastros. 

Todo sobre Estudios científicos