Tijeras cortando un sosten Pexels

Mito o realidad: ¿Se caen los pechos por no usar sostén?

  • Por Meganoticias

La tendencia de dejar los sostenes atrás tomó más alcance una vez que llegó la pandemia. Ante las cuarentenas y el encierro, muchas dejaron de encontrarle el sentido a la prenda, lo que se ha mantenido hasta hoy.

Si eres una de ellas, puede que hayas escuchado a más de alguien reprochando tu decisión bajo el argumento de que "se te caerán las pechugas". Pero, ¿qué tan real es esta aseveración?

Por su anatomía, el único tejido que las mantiene fijas a la pared muscular del pecho es la parte trasera de la glándula. Este único punto de estabilidad hace que sean sensibles a movimientos bruscos y que, sin el soporte adecuado, puedas sentir dolor cuando saltas o corres. 

Para otras mujeres, los sostenes pueden ser una herramienta que les ayuda a aliviar el dolor de espalda que pueden producir los pechos de mayor tamaño.

Pero, ¿se me van a caer los pechos?

No existe evidencia científica que respalde este tipo de argumentos. De hecho, los expertos explican que la caída de los senos depende de factores como el proceso natural de envejecimiento de la glándula, cambios bruscos de peso, hormonales, el embarazo, la genética e incluso el cigarro. 

Ahora, el sostén lo que sí puede conseguir es mitigar algunos de estos factores externos, como lesiones en las estructuras asociadas a toda la glándula y así, quizá, frenar la caída. 

 

Tres mujeres vestidas con ropa deportiva
Unsplash

 

"Si es que no usas algún tipo de soporte se generen micro traumas en los ligamentos de Cooper (los que sostienen la mama), lo que, a veces, puede acelerar el proceso natural de la caída", explicó a la revista Health la doctora Deanna Attai, cirujana mamaria de UCLA. 

Esto sería aún más probable entre las mujeres que tienen copas de sostén más grandes, ya que solo el peso de las glándulas o la grasa en la zona, generan un nivel de desgaste en las estructuras asociadas. 

Todo sobre Consejos hogar

Leer más de