Estas son cinco atractivas rarezas que ocurren en el espacio exterior

Estas son cinco atractivas rarezas que ocurren en el espacio exterior

  • Por Meganoticias

El universo está lleno de misterios y la humanidad lleva siglos tratando de descifrarlos. Con el transcurso de los años se han descubierto interesantes fenómenos y curiosas extrañezas del espacio exterior.

La carrera por conquistar lo que hay más allá de la atmósfera ha rendido frutos para la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), entidad que ha logrado captar diferentes situaciones que nos pueden cautivar.

Las cinco rarezas que ocurren en el espacio exterior

Temperaturas extremas para el ser humano

Si ya nos resulta complejo soportar 35 grados de calor o temperaturas bajo cero, en el espacio exterior sería imposible sobrevivir siquiera un minuto.

Por ejemplo, en Mercurio, el planeta más cercano al Sol, los registros de calor llegan hasta los 447 grados Celsius; mientras que de noche bajan a -171°.

El 99% de la materia es plasma 

A diferencia de la Tierra, en donde los tres estados de la materia que predominan son sólido, líquido y gaseoso, en el espacio exterior reina el plasma. De hecho, la NASA asegura que el 99% del espacio está compuesto por este poco conocido estado.

Es parecido al gas, pero su principal diferencia es que las partículas del plasma pueden actuar colectivamente: "Conducen la electricidad y están influenciadas por campos electromagnéticos, que operan bajo la misma fuerza que mantiene los imanes en un refrigerador", explica el organismo.

"Estos campos pueden controlar los movimientos de partículas cargadas en plasma y crear ondas que aceleran las partículas a velocidades inmensas", agrega.

Choques supersónicos

Sin necesidad de estar en contacto, en el espacio exterior las partículas son capaces de transferir energía entre ellas. Lo que facilita este fenómeno, conocido como choques supersónicos, es precisamente el plasma y los campos electromagnéticos.

Explicado en fácil, la NASA señala: "Imagina las partículas como una bandada de pájaros volando juntos. Si el viento de cola levanta y empuja a las aves, ellas vuelan más rápido aunque no parezca que nada las impulse hacia adelante. Las partículas se comportan de la misma manera cuando de repente se encuentran con un campo magnético, el que esencialmente puede darles un impulso hacia adelante".

Explosiones espaciales

Gracias a la Tierra, en el espacio es común ver explosiones. Estos encuentros ocurren cuando el viento solar impacta contra la magnetosfera, es decir, el entorno magnético que protege a nuestro planeta.

Estos choques son denominados como reconexión magnética y, más en detalle, suceden cuando la magnetosfera acumula los campos magnéticos solares y de la Tierra, para luego expulsarlos como partículas cargadas.

El fenómeno no se percibe a simple vista, pero sus consecuencias sí son visibles: cuando dichas partículas se dispersan dan origen a las famosas auroras.

"Alquimia" del cosmos

¿Y si te contáramos que el espacio exterior posee elementos que posibilitan la vida? La NASA cuenta que al crearse el universo, lo que principalmente había era hidrógeno y helio. Pero la fusión de estrellas y supernovas han dado origen a una amplia variedad de elementos químicos.

Debido al Sol, ese proceso de fusión es continuo en el tiempo: se comprime el hidrógeno en helio, produciendo energía y partículas de luz (fotones), las que llegan a la Tierra como rayos solares.

Todo sobre NASA

Todo sobre Astronomía