"Nunca hubo sorteo, ni ganador": banda rifaba casa y auto de lujo para lavar dinero con la ayuda de un abogado

  • Por Ana María Lizana

¿Qué pasó?

La Policía de Investigaciones (PDI) logró capturar al líder de una banda y un abogado, los que organizaban rifas, ofreciendo una casa y un Porsche, las que tenían como objetivo lavar el dinero que era obtenido de la venta de drogas en Pirque, Región Metropolitana.

Un abogado detrás de las rifas

La investigación que duró más de dos años seguía los pasos de cerca de una banda criminal que se dedicaba al millonario negocio del tráfico de cocaína y de marihuana, por lo que idearon llevar a cabo "rifas" para el blanqueo de dinero, detalla LUN.

El subprefecto Gabriel Córdova, subjefe de la Brigada Investigadora de Lavado de Activos Metropolitana (Brilac), detalló que era un abogado el que formaba parte de esta banda y que se encargaba del lavado de dinero.

"La banda narco era liderada por una persona que a veces se hacía pasar por ingeniero comercial y contador auditor, pero es alguien que contaba con antecedentes por narcotráfico", detalla.

Fue esa misma persona que contactó al abogado para "blanquear los dineros de la venta de droga, quien era una especie de asesor" para la organización dedicada a vender droga.

¿Qué hacía el abogado?

Según detalla Córdova, el abogado era el encargado de la creación de empresas "legales" pero que nunca habían tenido algún movimiento tributario, tampoco oficina, ni empleados.

Con estas empresas instauradas, la banda tenía la posibilidad de comprar casas y autos de alta gama con el dinero que era obtenido desde el narcotráfico.

A través de estas mismas, una llamada Inmobiley, es que se realizaban rifas a beneficios: "Dentro de los principales fines del sorteo, se destacaban los beneficios sociales dirigidos a compañías de Bomberos y a personas de tercera edad".

Además, también incluían -supuestamente- premios dirigidos a "instituciones de menores de edad en condición de conflicto o maltrato".

¿Qué ofrecían en las rifas?

Los premios estaban estratégicamente ofrecidos para captar compradores. Además, esos mismos premios habían sido comprados con dineros narcos "y costaba 20 mil pesos el número y debían ser pagados en efectivo".

Asimismo, las rifas estaban legalizadas ante notario y mostraban el permiso notarial en redes sociales. Sin embargo, "el auto nunca fue adjudicado, nunca hubo sorteo, nunca hubo ganador, así que nunca le entregaron el Porsche a nadie".

"No sabemos tampoco cuánto duró la rifa, ni cuánta plata recaudaron. Lo único que sabemos es que alguien, no sabemos quién, vendió el auto en 70 millones de pesos. No sabemos aún qué pasó con la casa", agrega.

Detenidos 

Por este operativo, se logró la detención de seis personas, entre ellas el líder de la banda, al abogado y a cuatro testaferros, es decir, personas que prestan su nombre para figurar en un negocio.

También hubo incautación de bienes, tales como casas avaluadas en 350 millones de pesos, vehículos y motos que cuestan 117 millones y además congelaron cuentas corrientes "de los brazos operativos de la banda", desconociéndose cuánto dinero es el que tenían.

Por este hecho, el abogado quedó en prisión preventiva y dos involucrados más en la misma situación. Se desconoce si los demás fueron condenados o no.

Leer más de