"Tengo muchísimas ganas de vivir": Enfermera atacada rompe el silencio y familia espera "cadena perpetua" para imputados

  • Por Ana María Lizana

¿Qué pasó?

Luego del ataque que sufrió Pola Álvarez tras terminar su turno en la Clínica Cordillera de Las Condes y de días de hospitalización, fue dada de alta. Tras esto y ya en su casa, compartió un esperanzador mensaje.

¿Qué dijo Pola Álvarez?

En entrevista con Las Últimas Noticias (LUN), la profesional de la salud admite que "me sentí muy vulnerada con el ataque que sufrí" a manos de los dos imputados, Patricia Henríquez y Enrique Hanson, ambos enfermeros.

Sin embargo, pese a haber estado cuatro días internada en el mismo recinto tras ser apuñalada por desconocidos, Pola añade que "soy joven y fuerte y voy a salir de esto. Voy a seguir adelante".

"Tengo muchísimas ganas de vivir, darle con todo para adelante, estar más fuerte que nunca", asevera la enfermera que ahora se recupera en su domicilio.

Podrá celebrar el cumpleaños de su hijo

Este viernes su hijo mayor cumple siete años y esta celebración ya tenía una preparación de por lo menos un mes por la enfermera. Esta se celebrará en casa de sus padres y todo estará ambientado en el equipo de fútbol chileno Universidad de Chile.

Por ello, ser dada de alta y poder estar en la celebración de su hijo, fue un alivio: "Cuando me dieron el alta, fue la sensación más hermosa que pude tener por mis dos hijos".

"Sentí mucha emoción alegría, felicidad. Muchas sensaciones positivas", agregó Pola, quien deberá permanecer en reposo absoluto por indicación médica.

Su padre, Patricio Álvarez, dice que su hija "se siente muy afortunada de poder estar en el cumpleaños de su hijo. Eso era lo que más le complicaba mientras estaba internada, porque lo tenía todo preparado".

"Es una heroína"

Sobre su rápida recuperación, el padre de Pola dice sentirse sorprendido y que nadie esperaba que saliera tan rápido de la clínica, más considerando la agresión que sufrió.

"Pola ha tenido una recuperación impresionantemente rápida, a pesar de la gravedad de las heridas. Por fortuna, el ataque no comprometió ningún órgano interno", detalló Patricio.

Ahora, solo queda el proceso judicial luego de que se decretaran los 90 días de investigación para el caso y añadió que, como familia, "no descansaremos hasta conseguir una condena. Ojalá que sea la máxima, cadena perpetua, pero hay que esperar el juicio".

El caso

La mañana del domingo 26 de junio, la enfermera Pola Álvarez sufrió un ataque afuera de su casa, ubicada en Las Condes, luego de salir de su trabajo en la Clínica Cordillera.

En el momento, fue abordada por un desconocido en una motocicleta. Este la apuñaló 11 veces en distintas partes de su cuerpo. Tras el ataque, el hombre se dio a la fuga.

Tras una serie de diligencias, la Policía de Investigaciones detuvo a Patricia Henríquez Cortez, compañera de trabajo de la enfermera y quien habría realizado amenazas contra Pola, y a su pareja, Enrique Hanson González, quien habría sido el autor material del ataque.

Tras la formalización de los imputados este miércoles, se llevó a cabo la formalización de los imputados por el delito de homicidio calificado en calidad de frustrado, quedando ambos en prisión preventiva.