Alza de tasa de interés por parte del Banco Central: ¿Cómo y por qué ayuda a combatir la inflación? Aton.

Alza de tasa de interés por parte del Banco Central: ¿Cómo y por qué ayuda a combatir la inflación?

  • Por Meganoticias

Fue el pasado miércoles cuando el Consejo del Banco Central, en su reunión de Política Monetaria, acordó por unanimidad el aumento de la tasa de interés de política monetaria hasta un 5,5%, concretando un aumento de 150 puntos base.

Con esto, la mencionada tasa llegó a su nivel más alto desde el año 2009.

Entre los motivos entregados, desde el BC señalaron que "los riesgos para la evolución de la inflación siguen siendo significativos y su eventual concreción se torna especialmente relevante en un contexto en que tanto la variación anual del IPC como sus perspectivas ya son elevadas".

¿Por qué tenemos inflación?

El economista y académico de la UDP, Juan Ortiz, se refirió a las causas de la inflación presente en Chile, que cerró el último año con un 7,2%.

"Lo primero que hay que establecer es qué está causando la inflación actualmente en Chile, y viendo lo que informa el Banco Central, en su último Ipom del mes de diciembre, en que más de un 70% de inflación en Chile se debe a factores locales, es decir, lo que ya se ha comentado anteriormente, un exceso de liquidez, producto de los retiros de fondos previsionales y transferencias monetarias por parte del Estado", expresó.

En esta línea, añadió que "esto genera en la práctica un impulso muy fuerte de consumo, dado que tenemos una mayor liquidez, un mayor ingreso disponible en la economía, por un parte, y esto presiona al alza los precios de la economía".

¿Por qué incrementar la tasa?

Respecto a los motivos por los cuales el Banco Central toma este tipo de decisiones, Ortiz sostuvo que "cuando el Banco Central busca esa política monetaria de incremento de la tasa, lo que busca es encarecer el crédito en primera instancia, de tal forma que esto desincentive tanto el consumo privado como la inversión, porque lo que evalúa el Banco Central es que estamos con un shot fuerte de demanda, por lo tanto, tenemos que en cierto modo ir desacelerando la economía".

"La inflación es el impuesto más regresivo que hay, por lo tanto, tiene que ajustar la tasa para que efectivamente en cierto modo reduzca esa velocidad de crecimiento del consumo", agregó.

Tras esto, resume que "lo que busca el Banco Central es dar una señal al mercado de que efectivamente va a hacer todo lo necesario para cumplir con su objetivo que es controlar la estabilidad de los precios en la economía".

Por su parte, Alejandro Vicondoa, académico del Instituto de Economía UC, explicó que "estos cambios en las condiciones de financiamiento inducen una contracción en el consumo de los hogares y en la inversión por parte de las firmas, explicando una caída en el IMACEC y en la inflación con efecto máximo alrededor de un año después del cambio".

En paralelo, agregó que "el incremento en la tasa de interés genera una caída en el tipo de cambio durante el mes del anuncio, contribuyendo a reducir las presiones inflacionarias originadas por la reciente depreciación cambiaria y el incremento de los precios internacionales".

¿Cuándo se podrían ver los efectos?

En paralelo, Ortiz se refirió a cuándo podrían comenzar a verse los efectos de esta política económica adoptada por el Banco Central.

"Los efectos que se hacen de este ajuste al alza de la tasa, se van en cierto modo regando a través del sistema financiero y se va regando a través de la economía, es decir, los efectos no son inmediatos. Generalmente, estamos hablando que el rezago es de 8, 9 ó 10 meses de rezago", expresó.

Segundo semestre

En este sentido, Ortiz agregó que "el efecto final de un impacto hoy lo vemos a través del tiempo, pero además hay un efecto acumulado porque este incremento de tasas se ha venido dando a través de las últimas reuniones de política monetaria. El Banco Central ha venido haciendo un ajuste paulatino, de tal forma de tratar de quebrar un poco esta dinámica de alza".

"Lo que deberíamos esperar es que realmente el proceso de una menor tasa de variación interanual del IPC tienda a reducirse hacia el segundo semestre del año. Lo que esperamos es que en el primer semestre todavía mantengamos inflaciones anuales en torno al 7%, aproximadamente, y paulatinamente empecemos a tener menores niveles de inflación conforme la economía se empiece a desacelerar efectivamente", cerró.

Todo sobre Banco Central