Vendedora abrió su negocio en rebeldía por cuarentena. Mucho Gusto

"Tengo que comer señor Paris, voy a trabajar sí o sí": Mujer abre restaurante pese a cuarentena

  • Por Meganoticias

Una mujer comerciante que aseguró sentirse "limitada para trabajar", decidió hacer caso omiso a la cuarentena declarada en todas las comunas de Santiago y abrió su restaurante aseverando que "tengo que subsistir y salir adelante".

Así lo expresó Raquel, quien tiene su local de comida llamado "Tiburón", el cual está enclavado en el Persa de Teniente Cruz, en la comuna de Pudahuel.

Esta comerciante aseguró al matinal Mucho Gusto que "mi rebeldía es contra la poca flexibilidad que ha tenido el señor (Enrique) Paris para los comerciantes en general". 

"Me frustra la desigualdad"

Raquel admitió que entiende la crisis sanitaria a causa de la pandemia de coronavirus, incluso pidió "perdón porque cuando estoy trabajando en mi restaurante, siento que estoy en deuda con la sociedad y con aquellos familiares que padecen de Covid, pero tengo que seguir trabajando, tengo que subsistir y salir adelante".

Además, admitió que "no debiese abrir porque la orden es que no debemos trabajar sobre todo en cocinería, pero ¿cómo subsistimos donde hay niños que piden?".

También exhibió su molestia con las autoridades al expresar que "me frustra la desigualdad que existe en este país por esas mentes geniales que están en una mesa con café y galletas que manejan desde ahí el entorno de los chilenos. Sería bueno que se pasearan por acá, como cuando van a pedir el voto".

"Tengo que comer señor Paris"

Raquel narró que debe seguir trabajando, como lo hecho toda su vida, para ayudar a su hija, quien nació con trastorno limítrofe de la personalidad.

"Su coeficiente intelectual no es de acuerdo a la edad que tiene, pero con mi negocio logré que se insertara en el mundo laboral. Le pagué clases a una profesora que le dio enseñanza diferencial y luché por ella para salir adelante. Aprendió a leer y escribir", relató emocionada.

"Represento a muchas mujeres chilenas que están en su hogar. Amiga chilena, le hago una invitación: luche por sus hijos, su familia, no claudiquen, hay que obedecer y tener protocolo, sí, pero de ahí a que cierren nuestras fuentes laborales, no... Tengo que comer señor Paris, voy a trabajar sí o sí".

Al cierre, envió un mensaje a los emprendedores al señalar que "luchen por sus fuentes laborales, hay gente en La Vega, en el Persa que dicen que no se pueden armar, pero nosotros vamos a luchar, porque si usted vende un producto y yo vendo otro, entre chilenos nos damos la mano".

Todo sobre Coronavirus en Chile