Caso Helena Bustos: Fiscalía pide presidio perpetuo para acusados por sicariato

Caso Helena Bustos: Fiscalía pide presidio perpetuo para acusados por sicariato

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

La Fiscalía de Valdivia presentó la acusación por el crimen de Helena Bustos, una joven de 20 años, quien fue víctima de un violento ataque en el sector rural de Quitacalzón de dicha ciudad, cuyo cuerpo fue encontrado posteriormente en las aguas del río Calle Calle.

El Ministerio Público pide la pena de presidio perpetuo calificado para las cuatro personas detenidas y formalizadas por homicidio y sicariato, ya que habrían concretado el crimen por encargo recibiendo a cambio 7 millones de pesos.

La acusación

De acuerdo a RíoenLinea, fue el fiscal Jaime Calfil quien comunicó al Tribunal de Garantía de Valdivia el cierre de la investigación y realizó la acusación en contra de los acusados: una mujer de 68 años y su hija de 50, quienes serían las autoras intelectuales del delito; y dos hombres de 18 y 19 años, quienes habrían concretado el homicidio.

En específico, estas cuatro personas serán sometidas a juicio por el delito de homicidio calificado y se añade el ensañamiento en la agresión y la premeditación.

También se contemplan las agravantes de cometer el delito por un precio, recompensa o promesa; el haber causado otros males innecesarios para concretar el crimen; la presunta existencia de abuso de confianza; que el homcidio haya ocurrido de noche o en un lugar despoblado; y la superioridad de fuerza de los delincuentes.

¿Qué sigue?

Tras esto, el Tribunal de Garantía de Valdivia debe fijar la audiencia del juicio oral, donde se expondrán todos los antecedentes del caso.

El caso

El crimen se registró el pasado 28 de abril del año 2020 en el sector Quitacalzón, frente a Huellelhue, a unos 15 kilómetros del área urbana de Valdivia.

Según se indicó en el relato del Ministerio Público, "hasta el lugar fue llevada Helena por los jóvenes en un automóvil arrendado previamente en Valdivia por las mujeres, con el pretexto que los acompañaría a una supuesta transacción de droga, mientras que, a pocos metros y ocultas en los matorrales, se encontraban las autoras intelectuales (madre y hija) vigilando que el crimen se ejecutara de acuerdo a lo planificado".

Tras el ataque, "el grupo, que se movilizaba en dos automóviles, se reencontró en Valdivia, donde idearon la forma de eliminar los elementos usados en el asesinato. La hoja del cuchillo terminó cerca de un puente en Angachilla y los overoles que vistieron los hombres, más la empuñadura del cuchillo, acabaron consumidos por el fuego".

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.

Leer más de