Matías Mella es la víctima número 11 de crimen de odio en 2019.

Víctima de ataque transfóbico: "Vi sus ojos y sentí que me iban a matar"

  • Por Patricia Pineda

"Vi sus ojos y sentí que me iban a matar", fueron las palabras de Matías Mella, joven de 18 años de edad, víctima de un ataque transfóbico la madrugada del pasado miércoles 13 de marzo, en la plaza Quiapo, comuna de Pedro Aguirre Cerda.

El joven narró que su pesadilla comenzó luego que los dos sujetos se le acercaran y le pidieran un cigarro. "Yo les dije: pucha amigo, sorry, no me quedan. En ese momento el tipo me vio las uñas pintadas y cacho mi voz de mujer. Después de eso procedió a insultarme y a golpearme".

Luego de sufrir una golpiza, Mella fue cortado con un arma blanca y marcado con el dibujo de una esvástica en su brazo izquierdo.

MIRA TAMBIÉN: Lo marcaron con esvásticas: Joven denuncia brutal ataque transfóbico en Pedro Aguirre Cerda

"Llegar a mi casa y ver el símbolo Nazi en mi brazo y mi cara golpeada fue lo peor. Yo decía 'me quiero morir', qué horrible lo que me pasó. Por eso di la cara al siguiente día", manifestó.

"Fue como una parálisis del sueño, quise gritar y no me salía la voz. Con el miedo que tenía no pude gritar ni pedir ayuda", dijo el joven que se suma a las otras 10 víctimas de ataque de odio que se han denunciado en 2019.