Se descubrió evidencia en su computador: Enfermera enfrenta juicio por asesinato de bebés en un hospital

  • Por Diego Alonzo

El lunes recién pasado se llevó a cabo la primera jornada del juicio contra Lucy Letby, una enfermera de 30 años acusada del asesinato de siete bebés, entre ellos unos gemelos, y del intento de homicidio de otros diez.

En la instancia, se detalló que la joven cumplía un rol fundamental en el cuidado de los más pequeños, puesto que tenía una capacitación especializada en los bebés más enfermos en la unidad neonatal del hospital Countess of Chester, ubicado en Inglaterra.

Pese a las sospechas en su contra, la profesional negó haber cometido los crímenes entre junio del 2015 y junio del 2016. Sin embargo, el fiscal Nick Johnson, que lidera el trágico caso, se refirió a ella como una "envenenadora".

¿Qué dijo el fiscal?

El persecutor indicó que "a diferencia de muchos otros hospitales en el Reino Unido y a diferencia de muchas otras unidades neonatales en el Reino Unido, dentro de la unidad neonatal en el Condado de Chester estaba trabajando una envenenadora".

En el respectivo tribunal, además, se mostró un gráfico que dejó en evidencia que la acusada estaba de turno, coincidentemente, con los bebés que sufrieron diversos daños, informa Sky News.

La evidencia en su computador

Por otra parte, y en cuanto a las diligencias, la fiscalía reveló que Letby tenía cierto grado de interés en las familias de las víctimas. Esto quedó expuesto una vez que la policía le consultara la razón por la cual había estado buscando a los familiares de dos de los niños en Facebook.

En un comienzo, ella dejó en claro que no había hecho eso, pero aceptó que efectivamente había evidencia en su computador personal.

A raíz de lo anterior, el fiscal Johnson remarcó que "sugerimos que es un interés inusual y veremos que en ocasiones ella buscó en rápida sucesión los nombres de varias de las familias de los niños que aparecen en esta acusación".

Cabe mencionar que en la primera jornada del juicio también estuvieron presentes los padres y familiares de algunos de los niños, que se sentaron a escuchar los detalles de la investigación y el relato de la acusada.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.

Leer más de