Mueren 250 ballenas varadas en Nueva Zelanda: No pudieron devolverlas al mar por la presencia de tiburones

  • Por AFP

¿Qué pasó?

Unas 250 ballenas piloto murieron tras quedarse varadas en la isla Chatham de Nueva Zelanda, donde los equipos de conservación no pudieron devolverlas al mar por la peligrosa presencia de tiburones en la zona, informaron las autoridades este sábado.

Riesgo de ataque de tiburones

Las ballenas piloto fueron vistas varadas este viernes en la parte noroccidental de la isla Chatham, indicó el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda.

"En la isla Chatham no reflotamos activamente a las ballenas por el riesgo de ataques de tiburones tanto a los humanos como a las propias ballenas", explicó el Departamento en un comunicado.

Un equipo especialmente formado para ello sacrificó a los cetáceos supervivientes, para evitarles un mayor sufrimiento, indicó el Departamento de Conservación.

"Todas las ballenas piloto varadas están ahora muertas, y se dejará que sus cuerpos se descompongan in situ de manera natural", indicó el Departamento.

Estos varamientos, dijo el organismo, "no son inusuales" en la isla Chatham, al este de la Isla Sur de Nueva Zelanda. El récord se produjo en 1918, cuando quedaron varadas unas 1.000 ballenas.

Hace poco más de dos semanas, casi 200 ballenas piloto fallecieron también en una playa en la isla australiana de Tasmania.

Leer más de