El drama de los pacientes con viruela del mono relatado por ellos y los expertos. Referencial Shutterstock

"No podía ingerir alimentos": El drama de los pacientes con viruela del mono relatado por ellos y los expertos

  • Por Diego Alonzo

Un estudio español, publicado en la revista médica The Lancet, entregó detalles acerca de la viruela del mono, que ha mantenido en alerta a las autoridades sanitarias de diversos países, puesto que los contagios han ido aumentando y el acceso a la vacuna, en algunos lugares, aún es escaso.

El mencionado estudio hace referencia a las relaciones sexuales entre parejas del mismo sexo, enfatizando en síntomas presentados por algunos pacientes, que, por ejemplo, han sufrido de amigdalitis y han tenido dolores al defecar.

Ante esta situación, Oriol Mitja, coordinador del mencionado estudio, remarcó que "hay un mayor impacto clínico del que se estaba asumiendo", informa La Nación de Argentina.

¿Qué dicen los expertos?

El propio Mitja, quien además es experto en enfermedades infecciosas del Hospital Germans Trias, indicó que las molestias en ciertos pacientes han llegado al punto de que "uno de los hospitalizados estudiados tuvo que ingresar porque no podía ingerir alimentos".

No obstante, el investigador fue enfático en señalar que "los nuevos datos nos hacen presumir que las infecciones a través de las vías respiratorias son muy bajas. Ahora hay una inoculación local y seguramente una replicación también local (en los alrededores de la zona que entra en contacto con el virus)".

En tanto, Eloy Tarín, otro de los autores del estudio, en el marco de las medidas preventivas, sostuvo que "los aislamientos domiciliarios tan prolongados podrían no ser necesarios".

El testimonio de los pacientes

Por su parte, Silver Steele, quien trabaja en el rubro del cine para adultos, contó su experiencia y afirmó que "creí que mi caso de viruela símica era leve. Ahora, las lesiones en mi cara son brutales y también tengo faringitis estreptocócica. Tengo lesiones adicionales que aparecen aleatoriamente en mi cuerpo".

"El dolor que he estado experimentando mantiene mis ojos llenos de lágrimas y mantiene mi luz apagada. No le desearía esto ni a mi peor enemigo", expresó.

El testimonio de Steele se suma, por ejemplo, al de otros pacientes de Estados Unidos y diferentes partes del mundo, quienes han optado por resguardar su identidad.

Todo sobre Viruela del mono

Leer más de