Una mujer pensó que tenía resaca pero recibió un severo diagnóstico en Inglaterra.

Pensó que tenía resaca, pero se trataba de una misteriosa enfermedad que la dejó ciega y paralizada

  • Por Diego Alonzo

Annabelle Moult, de 39 años, en 2007, atribuyó un intenso dolor ocular y de cabeza a una supuesta resaca, puesto que el fin de semana anterior había bebido alcohol con unos amigos durante una fiesta en Inglaterra.

Sin embargo, los síntomas comenzaron a agudizarse con el paso de las horas, por lo que su esposo, Danny, decidió llevarla a urgencias para que le dijeran qué era lo que le estaba ocurriendo.

La situación fue más allá e, incluso, llegó a perder la vista, pero lo peor de todo es que los doctores aún no sabían con exactitud la enfermedad que estaba afectando a su organismo.

El diagnóstico

Pero los médicos jamás dejaron de trabajar, hasta que el 2009 pudieron darle el esperado diagnóstico. En aquella oportunidad, los especialistas le comentaron que tenía neuromielitis óptica, un trastorno autoinmune que afecta al nervio óptico y la médula espinal.

Para sorpresa de su círculo cercano, Annabelle se tomó con calma la noticia, debido a que se había acostumbrado a vivir con dolores, pero, por otro lado, aclaró que "fue casi un alivio, ya que significaba que podía obtener más información, ayuda y apoyo sin ser una entidad desconocida".

 

The Sun

 

"Creo en mí misma"

Así fue como la mujer, un día, dejó los esteroides y, según ella, empezó a sentirse mejor, continuando con su vida, aunque debió adaptarse, por ejemplo, a movilizarse en silla de ruedas.

La motivación de Annabelle llegó a tal punto que, incluso, viajó a otros países como Hong Kong, Sudáfrica y Japón, siempre en compañía de su esposo.

Al día de hoy, la paciente es embajadora de una organización benéfica y ayuda a concientizar sobre otras situaciones similares.

"Nunca he estado más feliz, más contenta con lo que soy, más motivada, creo en mí misma y sé que soy suficiente simplemente siendo yo", agregó.

Leer más de