Pexels referencial

"No podía respirar": Mujer fue golpeada inexplicablemente por su pareja y su reloj inteligente le salvó la vida

  • Por Ana María Lizana

Faye Matthews fue víctima de inexplicables y graves maltratos de quien fue su amor de adolescencia y, hasta ese momento, su pareja, Benjamin Rumfitt.

Gracias a su reloj inteligente y una llamada, logró salvarse de una muerte inminente.

Una relación "intensa"

La pareja se conoció cuando ambos eran adolescentes y trabajaban en una cadena de supermercados británica. Al pasar los años, perdieron el contacto y a fines del 2017 volvieron a reencontrarse.

Ambos, estando solteros, se encontraron por redes sociales y decidieron salir en una cita para navidad de ese año, por lo que se convirtió en una fecha especial para la pareja, detalla Daily Record.

"El día de Navidad fue nuestra primera cita y el Año Nuevo es el cumpleaños de mi hija", afirmó la mujer.

Poco tiempo después, iniciarían una relación formal y se mudarían juntos. Así fue como también tendrían dos hijos. Pese a que consideraba a Ben algo "intenso y preocupado", la relación "fue buena".

"Pensé que me iba a matar"

Sin embargo, para la navidad de 2021 y a horas de recibir el año 2022, todo cambiaría, ya que Faye sería víctima de un inexplicable ataque de parte del hombre.

Esa noche salieron a divertirse y, posteriormente, volvieron a casa.

"Justo antes de la cuenta regresiva, Ben fue al baño y nos perdimos nuestro beso de medianoche. Reapareció unos diez minutos después y parecía realmente agitado", dijo la joven.

"El ataque surgió completamente de la nada, solo minutos después de la cuenta regresiva de la medianoche, y pensé que me mataría", afirmó.

Para justificar su actuar, el hombre le dijo que si se separaban, ella encontraría a alguien y lo reemplazaría, lo que la desconcertó.

"Pensé que estaba bromeando, pero luego me deseó la muerte. Una vez más, le resté importancia y le dije que se callara. Pero él se estaba enfadando y de repente todo cambió", prosiguió.

Fue entonces cuando comenzó a golpearla luego de intentar ahorcarla: "No podía respirar. Me estaba ahogando en mi propia sangre. Me tiró al suelo y me golpeó una y otra vez en la cara. Pensé que me iba a matar. Le supliqué que parara, que me dejara ver a mis hijos, se detuvo y arranqué", detalló.

Un reloj inteligente la salvó

Fue entonces que el hombre la persiguió por el lugar y "presionó sus pulgares en mis ojos. El dolor era espantoso", lo que le provocó una fractura en su cuenca ocular.

En ese momento, el sujeto se alejó y llamó a su madre, diciéndole que mataría a su novia y le cortó.

En un descuido, la madre del hombre volvió a llamar y, a través del reloj inteligente, Faye logró contestar y le rogó que llamara a la policía.

Ben fue arrestado poco después al llegar la policía y a principios de julio fue condenado por dos años y 10 meses a la cárcel. El tribunal señaló que se le entregaba esa condena porque "Rumfitt sufrió una lesión cerebral grave en 2010, lo que lo hizo propenso a episodios de inestabilidad emocional".

Todo sobre Violencia contra la mujer