Boston Globe

"La tiraron como basura": padres demandan a hospital que botó el cuerpo de su bebé prematura con la ropa sucia

  • Por Nicolás Díaz Canales

Alana Ross y Daniel McCarthy son dos padres que están demandando a un hospital de Boston, Estados Unidos, porque aseguran que el personal del recinto "desechó" el cuerpo de su bebé prematura junto con la ropa de cama sucia, días después de haber fallecido.

"La tiraron como basura"

Everleigh nació el 25 de julio de 2020 pesando poco más de 1 kilogramo. La bebé vivió tan solo 12 días, ya que falleció el 6 de agosto debido a que tenía un pulmón desinflado y sufrió una hemorragia cerebral.

De acuerdo al New York Post, el cuerpo de la niña fue llevado a la morgue del Hospital Brigham and Women's, pero el día 10 de agosto de ese año Alana recibió una llamada de la casa funeraria indicándole que no podían encontrar el cuerpo de su hija.

La demanda judicial presentada por la pareja alega que el cuerpo de Everleigh fue desechado con la ropa de cama sucia del hospital. "Hay tanto enojo, porque ellos la tiraron como basura", dice la madre.

El detective Kevin Cook declaró en un informe que Everleigh fue "probablemente confundida con ropa de cama sucia y colocada en la bolsa azul de ropa sucia dentro de la sala de examen de la morgue".

El documento judicial señala que dos enfermeras llevaron a la niña hasta la morgue. Allí, una de ellas le preguntó a un trabajador de transporte en donde podían dejar los restos de la bebé, a lo que este, según la demanda, contestó "en cualquier parte".

Imágenes de una cámara de seguridad mostrarían como un patólogo cargó un bulto que colocó en un contenedor para ropa de cama sucia. La policía pasó horas buscando entre ropa y desechos médicos con la esperanza de encontrar a Everleigh, pero todo fue en vano.

Demanda contra el hospital y los trabajadores

Alana y Daniel están demandando al hospital y también al proveedor de salud Mass General Brigham por un presunto incumplimiento de contrato. La pareja reclama que los trabajadores no protegieron el cuerpo de su hija.

Además, acusaron a 14 trabajadores de "negligencia, infligir angustia emocional e interferencia ilícita con restos humanos".

Everleigh era el tercer embarazo de la pareja, luego de que perdieran a dos bebés anteriores. Su madre señala que los únicos recuerdos que tiene de ella son las huellas de sus pies y un gorro que usó durante los pocos días que estuvo con vida.

Leer más de